Mucho humo… y batazos - Deporte

Mucho humo… y batazos

Solo el triunfo de los Azucareros pudiera sostener una corona que se tambalea después de dos estremecedoras mordidas. Y es que los Cocodrilos han comenzado con mucha hambre

Autor:

Raiko Martín

Aunque Pinar del Río no regrese al trono de la pelota cubana, a Yosvani Torres habrá que hacerle una especie de monumento en la cabecera provincial, porque en Minas de Matahambre debe ser, cuando menos, una especie de venerable Hijo Ilustre. Este viernes frente a Industriales sus compañeros batearon, y mucho, pero fue su faena monticular una joya, admirada por los miles que llenaron el Capitán San Luis hasta la bandera, y los otros tanto que la disfrutaron a través de la señal televisiva.

Como un día antes el matancero Yera, tuvo el diestro vueltabajero su bache en el segundo episodio, cuando después de par de cañonazos, Yasmani Tomás le conectó doblete impulsor de una de las dos únicas carreras azules en toda la tarde. Pero la enorme diferencia estuvo en que supo obligar a Frank Camilo Morejón a roletear por el cuadro para el doble play que extendió su estancia en el box.

En lo adelante Torres —dueño ya de 16 éxitos en la campaña—, mantuvo en un puño a una potente ofensiva capitalina que no acaba de carburar como sus parciales aspiran. Solo el cuadrangular de Malleta en el séptimo episodio alteró un poco su algoritmo de ceros hasta que se le agotaron los disparos permitidos por la ley.

Todo lo contrario sucedió con el refuerzo agramontino Vicyohandri Odelín, la elección del alto mando visitante para la primera apertura de la postemporada. Analizaron todo —hasta el horario del juego, según palabras de Elósegui a la televisión— para decantarse por el experimentado lanzador, cuyo «garabato» pareció esta vez demasiado liso a ojos de la artillería pativerde. La soberana línea abriendo el juego que permitió a Roel Santos anclar en tercera base fue apenas el principio de un despiadado ataque, que no amainó ni con su explosiva salida del montículo.

Fueron en total 11 los imparables despachados por los dirigidos por Alfonso Urquiola, entre ellos el par de vuelacercas de William Saavedra y uno del «importado» jardinero guantanamero Giorvis Douvergel. Y para mayores males, la defensa azul hizo aguas con ¡cinco errores! tangibles y unos cuantos mentales.

Por cierto, muy bien funcionó la mecánica arbitral después del batazo que Tabares estuvo muy cerca de convertir en una atrapada magistral. Afortunadamente —y no hay dobles lecturas en esto— fue Malleta el único confundido y todos quedaron conformes con la decisión.

Con mínima ventaja, pero ventaja al fin, Pinar del Río saldrá esta tarde en busca de otro triunfo que le ponga en inmejorables condiciones para emprender viaje a la «selva» del Latinoamericano. Urquiola, según develó tras el desafío, está pensando darle la bola a Vladimir Baños, mientras a Lázaro Vargas le quedan las alternativas de Frank Montieth o Noelvis Entenza.

Un rey contra la pared

Conocedores de la trascendencia del partido, los vigentes monarcas villaclareños y los Cocodrilos matanceros protagonizaron en el Victoria de Girón el primer extrainning de la presente postemporada, decidido espectacularmente a favor del elenco local por Eriel Sánchez con un kilométrico cuadrangular sobre el techo de las gradas del jardín izquierdo.

Fue un tenso duelo monticular entre el villaclareño Yasmani Hernández Romero –el líder en promedio de carreras limpias en la Serie- y Cionel Pérez, la sorpresiva elección del siempre impredecible Víctor Mesa.

Y el jovencito respondió lanzando sin contratiempos el primer tercio del partido. Pero en el inicio del cuarto episodio, Yeniet Pérez le conectó un solitario cuadrangular que desdibujó la temprana ventaja que habían conseguido sus compañeros gracias al imparable de José Miguel Fernández, luego de dos boletos otorgados por el abridor de los Naranjas.

Así las cosas, se planteó el pulso en la segunda línea de pitcheo, y cada estratega intentó mover lo más acertadamente sus fichas. No faltaron las escaramuzas de uno y otro lado, al punto que la tropa de Ramón Moré dejó a 13 corredores en base, por 11 la novena anfitriona.

Emocionantes fueron los ceros colgados en el pizarrón por Yosvani Pérez y Félix Fuentes cuando tuvieron el rancho ardiendo. Pero en el décimo capítulo, el alto mando villaclareño entendió que el diestro de Cascajal necesita un recambio y traspasó la misión a Alain Sánchez. Lo que sucedió después fue apoteósico.

Primero José Miguel Fernández, y luego el enmascarado Lázaro Herrera, le conectaron enormes batazos que fueron capturados a menos de un metro de las cercas. Tal vez eran las claras señales de que algo grande, como el soberbio estacazo de Eriel, estaba por suceder.

Después de este resultado los actuales reyes de la pelota cubana están contra la pared. Este sábado la serie se traslada hacia predios villaclareños, donde un día después ambos equipos saltarán a la grama del Augusto César Sandino de Santa Clara con sensaciones diferentes. Solo el triunfo de los Azucareros pudiera sostener una corona que se tambalea después de dos estremecedoras mordidas. Y es que los Cocodrilo han comenzado con mucha hambre.

Resultados del viernes

CAPITÁN SAN LUIS
C H E
IND
0
1
0
0
0
0
1
0
0

2
6
5
PRI
1
0
1
1
0
3
0
4
-

10
11
0
Ganó: Y. Torres (16-3) Perdió: V. Odelín (7-6) HR: W. Saavedra (2), G. Duvergel, A. Malleta

 

VICTORIA DE GIRÓN
C H E
VCL 0 0 0 1 0 0 0 0 0 0 1 10 2
MTZ 1 0 0 0 0 0 0 0 0 1 2 8 1
Ganó: F. Fuentes (5-1) Perdió: A. Sánchez (2-6) HR: Y. Pérez, E. Sánchez

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.