Domadores, nuevamente intocables

Domadores de Cuba venció 5-0 a la franquicia USA Knockouts, en cartel de la Serie Mundial de Boxeo disputado este viernes en el Coliseo de la Ciudad Deportiva

Autor:

José Luis López

Ante un Coliseo capitalino sin la concurrencia de otras ocasiones —en similar horario, Industriales enfrentaba a Pinar del Río en el play off beisbolero—, Domadores de Cuba se mostró «inhospitalario» este viernes y barrió 5-0 a USA Knockouts, en el inicio de los cuartos de final de la IV Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés).

No hubo espacio para las casualidades, porque en el boxeo, el arte siempre ha superado al intento. Y una vez más, Cuba puso la esgrima boxística y su rival cedió en la tentativa.

Los visitantes ya habían perdido el primer combate en la báscula, cuando en el pesaje oficial el mosca puertorriqueño Marcano Ortiz no hizo el peso permisible. Y así, sin sudar la camiseta, ganó Gerardo Cervantes.

Pero a los cubanos no les apetecía un triunfo inicial tan cómodo, por lo que los cuatro restantes escalaron al ring, dispuestos a demostrar su mejor ABC boxístico. Y así lo confirmaron las votaciones de los jueces.

En la segunda pelea, el bicampeón mundial Lázaro Álvarez (60 kilogramos) utilizó con acierto su jab de derecha, combinado con varios golpes de zurda, defendió bien y venció 3-0 (50-45, 49-46, 49-46) al «refuerzo» venezolano Luis Arcón.

A continuación, el titular olímpico Roniel Iglesias (69) terminó rápido. Le endosó su potente gancho de izquierda al estómago del también morocho Gabriel Maestre, bronce mundial del 2013, y le propinó un fulminante nocaut.

Entretanto, tras dos años sin pelear oficialmente, retornó exitoso al ring el subcampeón olímpico de Beijing 2008, Emilio Correa, quien debutó en combates a cinco asaltos y mostró buena preparación física. Además, pegó los mejores golpes, especialmente sus swinnes y derrotó 3-0 (49-46, 49-46, 50-45) al brasileño Michel Borges de Sousa.

Entonces, para quebrar la barrida, al USA Knockouts solo le restaba el supercompleto sueco Muhamed Sallah. Pero el joven Yoandris Toirac, valiente, se metió en la corta distancia, manejó bien su recto de derecha... y le ganó los cinco asaltos. Así, salió airoso 3-0 (50-44,50-45,50-44).

Con este cómodo trámite de viernes, Cuba ya está pensando en el duelo semifinal frente a la poderosa franquicia de Rusia, que eliminó 8-2 a Ucrania (4-1, 4-1). A saber, solo un milagro permitirá a Estados Unidos revertir este marcador adverso, cuando se dirima el cartel de vuelta en la ciudad de Salem, estado de Nuevo Hampshire, el próximo sábado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.