La constelación joven y rebelde - Deporte

La constelación joven y rebelde

Como se ha hecho habitual, JR lanza al ruedo su propuesta para la selección del Todos Estrellas de la LIII Serie Nacional, así como sus candidatos para adueñarse de las distinciones defensivas en cada posición

Autor:

Raiko Martín

Cualquier elección, sea para lo que sea, llega acompañada de la polémica. Y es que no puede ser de otra forma cuando se trata de establecer comparaciones a partir de criterios particulares. Si se trata de béisbol, esas contradicciones se disparan a niveles impensables, aunque en muchos casos se tomen como referencias las estadísticas para establecer jerarquías.

La propia selección de los parámetros para medir los desempeños dentro de este deporte es motivo de controversia pues, como en ninguno, abundan las variantes y sus posibles lecturas.

Dicho esto, y apoyados en las compilaciones de nuestro inquieto estadístico Benigno Daquinta, asumimos el riesgo sabiendo que podemos o no coincidir con las opiniones de nuestros lectores, o con la de quienes, años tras años, se encargan de elegir a los merecedores de la distinción de Estrella en una temporada.

En el caso del equipo Todos Estrellas ofensivo, la tarea se complejiza, porque si bien el promedio de bateo resulta un medidor importante, existen muchos otros —incluso fuera de la «sabermetría» moderna— que pueden ilustrar de una forma más abarcadora los resultados individuales.

Tomemos el caso de los receptores, posición en la que el pinareño Lorenzo Quintana y el villaclareño Yulexis La Rosa aparecen como los candidatos de mayor fuerza. Si comparamos el average ofensivo de ambos jugadores, el máscara de los Naranja saldría ligeramente mejor parado, aunque ninguno haya promediado más que el santiaguero Andrés Reina. Pero preferimos tomar como patrón el coeficiente JAS —una fórmula bastante completa, pero no infalible—, y en ese acápite el vueltabajero es insuperable.

También cerrado se presenta el pulso en el jardín izquierdo entre el granmense (luego refuerzo de Santiago de Cuba) Alfredo Despaigne y el yumurino Yadiel Hernández. Y un caso sui géneris se presenta en la pradera derecha, donde el santiaguero Alexei Bell encabeza el escalafón, pero nos decantamos por el holguinero Maikel Cáceres, teniendo en cuenta que duplica los apenas 44 juegos del indómito en la temporada, triplica la cantidad de hits y fue superior en algunos acápites como el average, la cantidad de extrabases o las carreras impulsadas.

A continuación, nuestras propuestas:

Leyenda (de las dos tablas):  JL: Juegos lanzados   JI: Juegos iniciados   JC: Juegos completos  JR: Juegos relevados  JG: Juegos ganados  JP: Juegos perdidos  PRO: Promedio  JS: Juegos salvados  VB: Veces al bate  H: Hits  AVE: Average  c: Carreras  cl: Carreras limpias pcl: Promedio de carreras limpias so: Ponches bb: Bases por bolas 2b: Dobles  3b: Triples hr: Jonrones OBP: Porcentaje de embasado TB: Bases recorridas SLU: Slugging  CR: Cogido robando CI: Carreras impulsadas  E: Error  TL: Total de lances   AVE: Average DP: Doble play BR: Bases robadas INNING: Entradas lanzadas  CB: Comparecencias al bate  SH: Sacrificio SF: Fly de sacrificio DB: Dead ball  BD: Bateó para doble play  CPA: Corredores en posición anotadora  CIPA: Corredores impulsados en posición anotadora  VIEV: Veces que impulsan el empate o la victoria JJ: Juegos jugados  L: Lechadas  BE: Bateadores enfrentados  BI: Bases por bola intencionales  DB: Dead ball  WP: Wild pitch  Estadísticas: Benigno Daquinta

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.