Como esperar una herencia

El trebejista cubano Leinier Domínguez (2757 puntos Elo), asistirá del 7 al 18 de mayo al Memorial Capablanca con un agregado de 11 unidades a su coeficiente y ya seguro en uno de los diez primeros puestos del ranking de la FIDE

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Es solo cuestión de tiempo, como estirar las piernas y traquear los dedos mientras se espera una herencia. El ajedrecista cubano Leinier Domínguez (2757 puntos Elo), a menos que se acabe el mundo, asistirá al Memorial Capablanca con un agregado de 11 unidades a su coeficiente y ya seguro en uno de los diez primeros puestos del ranking de la FIDE.

En la nómina del grupo Élite de la reconocida justa, a celebrarse del 7 al 18 de mayo en La Habana, aparecen además el ucraniano Vassily Ivanchuk (2753), el filipino Wesley So (2738), el húngaro Zoltan Almasi (2707), el español Francisco Vallejo (2697) y el anfitrión Lázaro Bruzón (2678), para redondear un más que aceptable promedio de 2723,5, el más alto en la historia de la competición.

La llave Premier acoge a los cubanos Yuniesky Quesada (2642), Isam Ortiz (2604), Yuri González (2551), Yusnel Bacallao (2523), Carlos Hevia (2520), Yasser Quesada (2493), al peruano Emilio Córdova (2611), al italiano Danyyl Dvirnyy (2575) y al canadiense Bator Sambuev (2566).

El virus en la PC

Si algún hombre hoy puede darse el lujo de alardear ante el campeón mundial de ajedrez, la computadora humana, el prodigio más grande que ha tenido Caissa bajo su falda —con el perdón de Capablanca, Fischer y Kasparov—, ese es Fabiano Caruana (2783). El jovencito italiano un día ofrece su mejilla, pero al poco rato olvida el proverbio bíblico, guarda el otro cachete y se las cobra todas a Magnus Carlsen (2881), pues según  las estadísticas funge como uno de los pocos exponentes que le plantan cara al genio nórdico, con cuatro partidas ganadas y solo cinco perdidas.

Este miércoles el bambino confirmó que tiene caladas algunas neuronas de Carlsen  al derrotarlo durante la cuarta jornada del Memorial Gashimov, con sede en Shamkir, Azerbaiyán. Fueron 53 lances de una apertura Ruy López, variante Berlín, en la que el escandinavo cayó en un truco táctico que le costó material y del que no logró recuperarse a pesar de ofrecer una feroz resistencia.

Así, el único encuentro de la fecha con sangre sobre el tablero dejó a estos dos sesudos abrazados en la cima de la tabla de posiciones, merced a 2,5 unidades. Después se ubican el ruso Sergey Karjakin (2772), el local Teimour Radjabov (2713) y el estadounidense Hikaru Nakamura (2772), dueños de dos rayitas. El anfitrión Shakhriyar Mamedyarov (2760) duerme en el fondo del estanque, producto de un solitario punto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.