A puro contraataque

El club español recetó una goleada 4-0 como visitante a la escuadra alemana y clasificó para la final de la Liga de Campeones del fútbol europeo. Su rival saldrá del duelo Chelsea-Atlético de Madrid

Autor:

José Luis López

«Clase práctica» de contraataque, eficacia goleadora e imperial defensa. Así resumo las virtudes de la goleada 4-0 que este martes le endosó el Real Madrid al aún monarca exponente Bayern Múnich, con lo cual se metió en la final de la Liga de Campeones.

Como visitante en la Allianz Arena, el conjunto «merengue» contó con dobletes de Sergio Ramos —ambos de cabeza— y de Cristiano Ronaldo (CR7), quien así rompió el récord de goles del torneo al alcanzar los 16. Con sus dos perforaciones, el portugués quebró el empate a 14 que mantenía con Lionel Messi (2011-2012) y el brasileño José Altafini (1962-1963). Y puede aumentarlo.

Pero hay más. El crack luso contribuyó a que el Real Madrid haya batido ya su récord de goles en una campaña en la Liga de Campeones, con 36 dianas, una más del que poseía. El equipo timoneado por el técnico italiano Carlo Ancelotti logró su primera victoria en feudo del Bayern Múnich, tras nueve derrotas y un empate.

Este cotejo de vuelta tuvo similar guión al que sostuvieron en la ida, dirimido en Madrid, donde los alemanes se adueñaron de la pelota, la «acariciaron» mejor, pero no anotaron. En tanto, el anfitrión sí lo conseguía, con sus letales contraataques. Ahora, Pep Guardiola, técnico del conjunto bávaro, buscó aún más la puerta rival, pero «fue por lana y salió trasquilado», ya que le anotaron cuatro veces.

En el primer gol, Ramos se elevó para rematar con potencia un córner lanzado por el croata Luka Modric. Y cuatro minutos más tarde, cabeceó una falta cobrada por el argentino Ángel Di María, que  había «peinado» el portugués Pepe.

La fiesta madridista siguió en el minuto 33. Karim Benzema inició un contraataque perfecto que continuó Bale para ceder a Ronaldo, quien batió a Manuel Neuer. Y así, se fueron al descanso.

En el complementario, el control del balón siguió siendo del Bayern Múnich, pero sin crear peligro. Y entonces, el cuarto gol del conjunto blanco llegó en el minuto 90, con otra genialidad de Cristiano, quien burló a la barrera colando el balón por debajo, cuando los que la formaban saltaron al esperar un lanzamiento por encima.

Hoy saldrá el rival del Madrid, del duelo entre Chelsea y el Atlético de Madrid, en Londres.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.