Lo que trae el descanso

Wesley So (2731 puntos Elo) y Leinier Domínguez (2768) son los candidatos más fuertes para asir el cetro del grupo Élite en el 49 Memorial Capablanca de ajedrez

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Digamos —así, con seguridad y sin miedo a quedar mal— que Wesley So (2731 puntos Elo) y Leinier Domínguez (2768) son ahora los candidatos más fuertes para asir el cetro del grupo Élite en el 49 Memorial Capablanca de ajedrez. Solo supongámoslo, cosa fácil si tenemos en cuenta que, justo a mitad del certamen que acoge el capitalino hotel Habana Riviera, el filipino domina la tabla de posiciones con 3,5 unidades, y el cubano le pisa la sombra, media raya por detrás. «Menuda genialidad la de este reportero, apuesta por los punteros», dirán muchos con razón. Pero, ¿quién tiene más chances de subir al trono?

Ambos sesudos tendrán otras cinco rondas, y en tres de ellas controlarán los nervios desde el bando negro. Sin embargo, el choque entre ellos verá al sorprendente asiático de 20 añitos conducir las piezas blancas. Si todo dependiera de ese desenlace, la supuesta ventaja que otorga el primer movimiento indica que nuestro muchacho está obligado a hilar bien fino ante el «nene eléctrico». No obstante, ya sabemos que semejante teoría es solo eso, pura teoría, y que la práctica demuestra otra cosa.

Detallen estos datos. En cinco rondas del Capablanca se han decapitado a cinco reyes, y cuatro han sido de coronas claras. Otra curiosidad es que el ucraniano Vassily Ivanchuk (2753) —dueño de seis títulos— ha perdido sus dos cotejos con figuras blancas (otra vez las negras haciendo de las suyas).

Chucky tendría que frotar la lámpara o llamar a un genio por celular para remontar, pues bucea en el fondo del listado general, merced a 1,5 «kilos». Además, depende del infortunio de los líderes.

Mas, sigamos con So y Leinier. A mi juicio, el mejor exponente de Latinoamérica tiene dos pequeñas desventajas. En primer lugar va por debajo en el ordenamiento —ya dijimos que es superado por media unidad—, y en segundo, lo cual considero más notorio, le queda un pulso que no le reportará un punto completo. Si nos fijamos en la historia de los enfrentamientos de Domínguez con Lázaro Bruzón (2682), casi siempre concluyen igualados. Su abrazo en apenas 13 lances durante la quinta fecha confirma el asunto.

En cambio, el chico de ojos rasgados tratará de sacarle todo el jugo posible al tunero, quien irá de blanco hoy. Si Bruzón aguanta, todavía hay esperanzas para Leinier. Precisamente el güinero debe aprovechar la mala racha de Ivanchuk y sumar un triunfo.

De acuerdo al escalafón en vivo, So le añade nueve puntos a su coeficiente, Bruzón tres, el húngaro Zoltan Almasi (2693) dos y Leinier uno. Ivanchuk pierde 13 y el español Francisco Vallejo (2700) deja escapar tres.

Luego del filipino y Leinier se ubican Bruzón y Almasi, con 2,5 suspiros. Vallejo tiene dos e Ivanchuk 1,5. Hoy, además del anunciado combate entre Bruzón y So, se darán «cabezazos» Almasi-Vallejo e Ivanchuk-Domínguez.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.