Una película con todo - Deporte

Una película con todo

En la octava ronda del grupo Élite, Lázaro Bruzón venció pero el ídolo Leinier Domínguez perdió el invicto. Así So lidera con 5,5 rayitas. Detrás marcha Bruzón (4,5), seguido de Leinier, dueño de cuatro «kilos», mientras Almasi y Vallejo amasan 3,5, e Ivanchuk cierra la lista, con 3 puntos

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Como en las películas del sábado, esas de tiroteo y voladera que nadie se cree y en las que muchos gritan: «¡tremendo paquete!», el grupo Élite del 49 Memorial Capablanca tuvo este viernes alegría y tragedia, horror y misterio, de todo un poco. Una octava ronda que primero vio vencer al cubano Lázaro Bruzón (2682 puntos Elo) —algarabía— y luego caer al ídolo Leinier Domínguez (2768) —lágrimas y hasta gente halándose los pelos.

Primero vamos con la nota buena. Tuvo la oportunidad en un par de ocasiones, pero el ajedrez es como la vida, una ruleta que no siempre te da lo que mereces. Este torneo ha sido, a ratos, un torneo sereno para Bruzón, con chances de victorias y pinceladas a lo: «aprieta que a este se le fue la rosca», como sucedió hace unas horas cuando enfrentó a Francisco Vallejo (2700), cuando desangró al ibérico y le arrancó mil aplausos al público expectante en el lobby del capitalino hotel Habana Riviera.

Hacía buen rato que el tunero le debía un alegrón a su afición en casa. Sus últimas incursiones en el certamen más excelso  de Latinoamérica no merecen un recuento, pero eso quedó atrás. Si los nuevos comienzos prometen otras historias, la que se ha ido narrando en estos ocho días de competencia, da para un best seller —puede que exagere un poco, cosas del embullo.

Nuestro muchacho conducía la piezas blancas —llevaba varios cotejos guapeando con ambos colores—, aceptó la Defensa Francesa que le planteó su rival y llegó a un final en el que arrasó con los peones contrarios. Acontecieron 38 pasos antes de adjudicarse el triunfo. Nada qué hacer para el combativo Paco.

Claro, todo se complicó en el epílogo por los apuros del tiempo. Tal vez este dato sugiera algo: el antillano ostenta 2712 unidades de coeficiente Blitz (choques de tres a cinco minutos), y el europeo 2628. Ahora el cubano debe estar adicionándole alrededor de nueve rayas a su Elo.

En tanto, a Domínguez le tocó bailar con la más fea. Fue Wesley So (2731) —no diré el adjetivo que se me ocurre—, quien en su condición de líder del evento hizo claudicar al güinero después de 64 lances de una Defensa Siciliana, variante Najdorf, en la que manejó figuras claras. El filipino está que corta, pues suma 13,5 puntos en el ranking en vivo, y solo un milagro lo privaría de la corona en el Capablanca.

Mientras, el húngaro Zoltan Almasi (2693) entabló con el ucraniano Vassily Ivanchuk (2753), en 57 movimientos sin mucho alboroto.

Así, la tabla de posiciones mantiene a So como mandamás, con 5,5 rayitas. Detrás marcha Bruzón (4,5), seguido de Leinier, dueño de cuatro «kilos». Almasi y Vallejo amasan 3,5. Ivanchuk cierra la lista, merced a tres suspiros.

Hoy, durante la penúltima fecha, pulsearán Almasi-Bruzón, Ivanchuk-So y Domínguez-Vallejo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.