No me cojan «la baja» - Deporte

No me cojan «la baja»

Tuvimos un Memorial Capablanca, con récord de Elo promedio (2721), con ocho cotejos decididos y 22 entablados, y con lucha en la mayoría de los choques. Por quinta ocasión consecutiva brilló un extranjero. ¿Alguna fórmula para revertir el hechizo?

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Hay un detalle que destaca —aunque si nos ponemos a frotar saltarían varios conejos de la chistera— tras el cierre del Memorial Capablanca de ajedrez. Me vino a la mente repasando los últimos monarcas del principal grupo en la justa más excelsa de los trebejos en Latinoamérica. El húngaro Zoltan Almasi (2693 puntos Elo) era el campeón defensor; ahora un nene de Filipinas, Wesley So (2731), soltó los pañales y se proclamó papá, y de 2010 a 2012 reinó un tal Vassily Ivanchuk (2753), que ya ha usurpado seis tronos en siete intentos de conquista. ¿Cuál es mi alboroto? Ya van 49 capítulos en esta serie de reyes y damas, y en solo diez ocasiones ha triunfado un exponente del patio.

De ahí se pueden sacar varias lecturas, pero siendo optimistas, y por qué no, realistas, quizá debamos decantarnos por la tremenda rivalidad que ameniza cada certamen y por los invitados de lujo siempre interesados en viajar hasta Cuba, no por la fatalidad de nuestros muchachos.

Los ases de la Mayor de las Antillas han calentado el trono a cuentagotas, y los repitentes lo han hecho por pequeñísimas rachas —dos ocasiones, tres el más descollante—, casualmente con cortos intervalos entre un título y otro. Desde 1962, fecha en la que inició el torneo, hasta 1976 ganaron los de «afuera».

Llegó entonces 1977 con el inmortal Guillermo García en rol de patrón, para luego tomarse otra taza en 1980. Jesús Nogueiras venció durante 1983 y 1984, y tras él dominó Amador Rodríguez en 1989. Walter Arencibia tuvo lo suyo al año siguiente, y a inicios del siglo XXI le tocó el turno a Lázaro Bruzón (2682), en 2002, siendo exactos. El más grande trebejista de Cuba, después de Capablanca, claro está, agarró el cetro en 2004, 2008 y 2009… hablo de Leinier Domínguez (2768). Y paró la cuenta.

Permítanme un alto para Bruzón y Leinier. Como era de esperarse, ambos entablaron sus dos pulsos. Ya de esto hemos comentado y al respecto los fanáticos tienen opiniones encontradas.

De un lado están quienes abogan por una profesionalidad a base de: «enfócate en el tablero y lucha como si enfrentaras a tu suegra», los que apuestan por los deseos viscerales de vencer, sin importar amiguismos ni camaradería. Del otro, quienes entienden de respeto, de años compartidos, de batallas hombro a hombro, los que saben de confesiones y entrenamientos juntos… en la guerra también hay treguas.

No obstante, a uno de los dos siempre le sale más caro este pacto no escrito. Domínguez abría el Capablanca con el mayor coeficiente de su carrera y ubicado por primera vez en el top ten del listado universal. Sin embargo, apenas se adjudicó un cotejo, claudicó ante So y acordó la paz en ocho partidas. Su Elo adelgazó 7,6 kilos y ahora aparece en el onceno puesto del ranking en vivo, con 2760 puntos, por detrás del francés Maxime Vachier-Lagrave (2762,2 y 23 años).

Los abrazos con Bruzón le reportaron una baja de 2,4 rayas. En términos generales y mirando por arribita, no fue un tan mal certamen para el güinero. Pero, con semejante acumulado hay que jugar por encima del 50 por ciento, triunfar de vez en cuando, igualar poco y nunca perder. De peores momentos ha salido. Esto no es nada.

Para el segundo hombre de mayor procesamiento entre escaques en Cuba, la historia fue diferente. Culminó en el segundo lugar del torneo, invicto y con un agregado de 12 unidades a sus numeritos. Un retorno espléndido, sobre todo teniendo en cuenta que sus últimas actuaciones fueron muy discretas. Otra justa similar y volvería al selecto club de los 2700.

En fin, que fue un excelente Memorial Capablanca, con récord de Elo promedio (2721), con ocho cotejos decididos y 22 entablados, y con lucha en la mayoría de los choques. Por quinta ocasión consecutiva brilló un extranjero. ¿Alguna fórmula para revertir el hechizo?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.