Todos en el primer baile - Deporte

Todos en el primer baile

Cuba derrotó a Barbados con cómodos parciales de 25-18, 25-19 y 25-14.Los discípulos de Rodolfo Sánchez enfrentarán este jueves a la selección de Surinam, en el coliseo de la Ciudad Deportiva

Autor:

Raiko Martín

Sin sobresaltos, el equipo cubano inició su tránsito por el último tramo que lo separa del Campeonato Mundial de voleibol masculino, que a finales de agostó arrancará en varias ciudades de Polonia. Del otro lado de la net tuvo a un equipo de Barbados que inició con cierto entusiasmo el reto, pero que luego careció del «empaque» necesario para optar por el único boleto mundialista que otorga el grupo clasificatorio P de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Norceca), con sede en La Habana.

Nada más llegar al segundo tiempo técnico del set inicial, todos supimos que el éxito sería cuestión de tiempo para los discípulos de Rodolfo Sánchez. Frente a un equipo bastante predecible, las victorias sucesivas con cómodos parciales de 25-18 y 25-19 fueron allanando el camino hacia una tercera manga que, por su holgura, permitió al estratega cubano aceitar todas sus piezas.

«No sabemos cuándo nos hará falta cualquier jugador y por eso es bueno que estén todos activos y preparados para ese momento», comentó Sánchez poco después de que sus hombres de recambio hicieran caer el telón del partido con un favorable 25-14.

El capitán y opuesto Rolando Cepeda fue la referencia ofensiva del grupo firmando 15 puntos, mientras que el central Isbel Mesa le escoltaba en esas funciones con 13. Fue una tarde redonda para el espigado jugador, pues no falló ninguno de los ocho balones que le sirvió el acomodador Leandro Macías, y a su cuenta fueron cinco de las nueve «murallas» levantadas por los bloqueadores cubanos.

De tal forma, los de casa dieron el siempre importante primer paso que, además del significado psicológico para un grupo que incluye a muchos jugadores sin experiencia en lides de primer nivel, sirve para calibrar las armas de cara a los siguientes compromisos.

A pesar del éxito, el sentimiento compartido por el grupo no es para nada eufórico. «Poco a poco iremos ajustando mejor los aspectos del juego, porque en algunos momentos no estuvimos todo lo bien que debimos», nos expresó Cepeda tras el partido, y esa misma percepción la tuvo el timonel del equipo cubano. «Estoy contento por el resultado y la actitud de los muchachos. También por el buen desempeño exhibido en la recepción, pero no puedo decir lo mismo de la cantidad de errores innecesarios —24 en total— frente a un rival poco exigente. Espero que mañana mejoremos mucho en ese aspecto», fue la valoración de Sánchez a la hora de identificar el punto más alto y más bajo en el desempeño de sus muchachos.

Esta tarde, nuevamente en el turno de las 5:00 p.m., el equipo cubano volverá a presentarse en el coliseo de la Ciudad Deportiva en busca de su segundo éxito en el torneo. Como oponente tendrá a la selección de Surinam, que tuvo un infeliz debut al capitular frente a los muchachos de República Dominicana en sets corridos, con pizarras de 25-15, 25-19 y 25-21.

Se espera que tanto locales como quisqueyanos, rivales ahora de los barbadenses, repitan la dosis y lleguen invictos a su compromiso particular pactado para mañana, que si bien carecería de trascendencia, calentaría el ambiente de cara a la esperada final sabatina entre estos mismos conjuntos. Solo entonces sabríamos si el voleibol cubano —que ya tiene representante en la versión femenina— volverá a tener a sus dos equipos enrolados en una nueva aventura mundialista.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.