Son para el mundo

La escuadra cubana derrotó en cuatro sets a República Dominicana y reservó espacio en el próximo Campeonato Mundial de voleibol masculino

Autor:

Raiko Martín

Con autoridad absoluta, dejando claro que en estos momentos a la selección de República Dominicana le faltan dos o tres decibeles para sonar al mismo ritmo, la escuadra cubana reservó espacio en el próximo Campeonato Mundial de voleibol masculino. Completó el trayecto hacia la cita polaca con un incontestable triunfo en cuatro sets sobre los quisqueyanos, y así lideró invicta el grupo clasificatorio P de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Norceca), que este sábado bajó sus cortinas en el coliseo de la Ciudad Deportiva capitalina.

Un día antes, ambos elencos habían cruzado armas con similar desenlace. Pero ahora, con el máximo botín en juego, se esperaba un ambiente más tenso y emociones de principio a fin. Y no es que escasearan, pero sucede que la estabilidad en el cuadro visitante es todavía una asignatura pendiente.

Eso se notó desde el principio, cuando el elenco cubano disminuyó significativamente sus errores no forzados —sobre todo desde la línea de servicios— y en la defensa de la net exhibieron una efectividad por encima de lo habitual.

«Diseñamos un sistema defensivo para frenar a José Miguel Cáceres, lo practicamos bien por la mañana, y los muchachos supieron aplicarlo al pie de la letra», nos comentó el estratega Rodolfo Sánchez, visiblemente contento por este resultado.

Aunque el opuesto dominicano se fue con 17 puntos en su cuenta, el esquema rindió sus frutos porque no pocas veces sus ataques terminaron exitosamente bloqueados. El esquema funcionó a tal punto, que sobre la malla se establecieron diferencias notables, pues fueron 15 los «muros de contención levantados, y no solo por los centrales cubanos.

Solo en la segunda manga los ahora dirigidos por José Álvarez Cutiño pudieron rozar el nivel necesario para imponerse en este trascendental partido. «Hemos fallado mucho en casi todos los aspectos del juego, y sin disminuir la buena actuación del equipo cubano, eso nos costó demasiado, sobre todo en los dos últimos sets, en los que quedó demostrado que no estábamos al mismo nivel físico de los rivales», nos comentó el timonel, quien hace apenas tres semanas se hizo cargo del equipo.

En el plano individual los mayores aplausos se los llevó el opuesto cubano Rolando Cepeda, a quien no le quedó grande la capitanía de una renovada escuadra que se creció con cada uno de sus indetenibles —y a veces increíbles— martillazos. Para él fue la máxima cosecha con 23 unidades, de ellas seis latigazos con el saque en momentos cruciales.

Sin mucho tiempo para celebraciones, el equipo cubano se alistará para incursionar en la Liga Mundial que este fin de semana comenzó sus acciones. Sánchez aclaró que «la vamos a encarar con la misma seriedad y el objetivo no es otro que ganar cada partido para llegar a la final de nuestro nivel».

La selección cubana fue ubicada en el grupo F y debutará el próximo 6 de junio enfrentando a las representaciones de Turquía, Túnez y a la anfitriona México, por ese orden.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.