Uwe

El delantero Uwe Seeler, quien participó en cuatro ediciones mundialistas, comparte junto al crack brasileño Pelé, el récord de haber anotado en cuatro copas del mundo

Autor:

José Luis López

Una vez cumplida con agrado nuestra misión de brindarles el Suplemento de Fútbol con aspectos concernientes a la Copa del Mundo que se avecina, hoy retomamos nuestro «andar» a través de la historia de estas justas.

La figura de turno dejó una huella indeleble en las gramas por las que corrió, tanto como jugador de su querido club Hamburgo, como vestido con la camiseta de la República Federal de Alemania (RFA). Me refiero al delantero Uwe Seeler, quien participó en cuatro ediciones mundialistas y marcó goles en todas. Así, comparte junto al crack brasileño Pelé, el récord de haber anotado en cuatro Copas del Mundo.

Uwe no era un superdotado de atributos técnicos. Pero sí enarboló la bandera de la entrega y el tesón en pos de la victoria. Intervino en las citas del orbe de Suecia 1958, Chile 1962, Inglaterra 1966 y México 1970, en las que firmó nueve goles en igual cantidad de partidos. Y como las casualidades no están escritas, esas fueron las mismas que vieron a Pelé sobre las canchas.

En lares suecos, consiguió dos perforaciones: una frente a Argentina y otra en el empate 2-2 contra Irlanda del Norte, mientras que en el festín chileno firmó otro par: ante Suiza y Chile.

Luego, durante su tercera presencia, repitió en Inglaterra la misma cota: dos goles, tanto contra España, como en la goleada de 4-0 ante Uruguay, en cuartos de final.

Sin embargo, Seeler se tornaba como el vino añejado, «mientras más viejo, mejor». Y en su despedida mundialista, en tierra mexicana, firmó tres goles,  haciendo dupla con el peligroso Gerd, «el Torpedo», Müller. Allí, marcó contra Marruecos, Bulgaria y en la remontada frente a Inglaterra, cuando perdían 0-2 y terminaron con triunfo de 3-2.

Esa vital diana contra los ingleses, Uwe la recuerda así: «Ese gol con la nuca, no creo que se pueda entrenar. Más que nada, fue fruto de la necesidad. El balón venía en mi dirección, pero tuve que correr hacia atrás para rematarlo. No es fácil correr hacia atrás. Y tuve un poco de suerte de que el balón me pegara en la nuca y se introdujera luego en la portería».

Es válido citar que el cuadro de la RFA no perdió ninguno de los nueve juegos mundialistas en los que anotó el «talismán» Seeler. En su historia como integrante de la selección germana, el ariete e ídolo del Hamburgo marcó 43 goles en 72 partidos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.