Más allá del horizonte

Al equipo masculino cubano de voleibol solo le queda intentar hoy cerrar invictos el tramo clasificatorio frente a Turquía. La selección femenina tuvo una jornada feliz, luego de vencer a su similar de Trinidad y Tobago en la Copa Panamericana

Autor:

Raiko Martín

Con triunfos parciales en al menos dos sets, el equipo masculino cubano de voleibol podía este sábado volverse inalcanzable en la cima de la llave F correspondiente a la presente Liga Mundial. Pero más que eso, los dirigidos por Rodolfo Sánchez blanquearon a los anfitriones tunecinos, y solo les queda intentar hoy cerrar invictos el tramo clasificatorio frente a Turquía, también clasificados por su condición de sede de la final para el tercer nivel del torneo.

El renovado elenco caribeño volvió a dar muestras de que, a pesar de su notable renovación, no tienen en su grupo rival quién le saque sustos. Ahora frente a los dueños de casa, apenas en las postrimerías del duelo encontró cierta resistencia antes de sentenciar el duelo con un favorable 25-23. Más cómodos fueron los sets precedentes, sellados con pizarras de 25-21 y 25-19.

Hora y cuarto duró el trámite, en el que el jovencito auxiliar Osmany Uriarte se vistió de líder ofensivo con 20 puntos a su cuenta. Muy buena noticia esta para Sánchez y su colectivo técnico, para el renaciente equipo que necesita contar con suficientes variantes para acompañar las faenas del opuesto Rolando Cepeda, esta vez autor de 11 tantos.

Esa misma cantidad aportó el también auxiliar Javier Jiménez, mientras que por segundo día consecutivo la cifra de errores no forzados quedaba en 16, una cifra más que aceptable teniendo en cuenta la tendencia acostumbrada y previamente exhibida por este mismo plantel.

Claro que todo no ha sido color de rosas, y por momentos siguen apareciendo esos bajones de rendimiento inesperados, sobre todo en las postrimerías del juego, cuando la victoria parece solo cuestión de tiempo. ¿Inexperiencia? ¿Confianza? ¿Ambas? Todo puede ser, y urge minimizarlas de cara a los partidos decisivos.

Después del quinto triunfo seguido, la escuadra acumula 15 unidades, cifra inalcanzable para el resto de los contendientes. Cinco puntos por detrás marchan los turcos después de someter en la jornada a México —acumula cinco unidades— en sets corridos con pizarras de 25-22, 25-18 y 29-27). Cierran el ordenamiento los tunecinos, quienes siguen sin hacer marca en la tabla de posiciones.

Atendiendo a las circunstancias, se abre la posibilidad de que el estratega cubano mueva fichas para el partido de hoy, ya sea para «refrescar» a los titulares, o para dar minutos de juego a unos jugadores que han visto los desenlaces desde el banquillo. Y mucho lo necesitan.

Mientras, en el grupo G —de donde saldrá al menos un rival de la final— el equipo de Eslovaquia barrió al de China y se puso a solo un punto del liderazgo, por ahora en poder de los asiáticos. Ambos elencos deben salir airosos hoy frente a España y Puerto Rico, respectivamente, pero hasta que no concluyan esos duelos no habrá nada definido.

Añorado reencuentro

También la selección femenina tuvo una jornada feliz, luego de vencer a su similar de Trinidad y Tobago después de experimentar par de tropiezos sucesivos en el grupo A de la Copa Panamericana que se disputa en México.

Las nuevas Morenitas vencieron con autoridad en las dos primeras mangas con parciales de 25-17 y 25-18, pero se les trabó luego la escoba y cedieron en el tercer tramo con marcador 20-25.

Extremadamente riguroso debió ser el llamado de atención del estratega Juan Carlos Gala porque el tiro de gracia pareció haber sido dado con un cañón: 25-10 para las cubanitas y fin de la historia.

Como es costumbre, la jovencita Melissa Vargas tiró del carro con cosecha de 27 puntos y no solo con sus potentes remates, pues siete de ellos los edificó con sus manos sobre la net.

Para hoy está previsto el cierre de la fase clasificatoria y las cubanitas enfrentarán a las peruanas para asegurar con un triunfo el tercer puesto de la llave y el acceso por el camino más largo a la fase de cuartos de final.

En esa instancia deberá enfrentar al ocupante del segundo escaño del grupo B, que antes del cierre de esta edición compartían las selecciones de Colombia y Argentina.

En ese segmento el líder indiscutible es Estados Unidos, quien avanza directamente a semifinales junto al ganador del juego de hoy entre República Dominicana y Canadá, las cabezas del grupo A.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.