El bálsamo de sus manos (+ Fotos)

La atención del fisioterapeuta se hace indispensable para los atletas de alto rendimiento

Autor:

Julieta García Ríos

Atentos a cada gesto del atleta, a un movimiento en falso, estuvieron la boricua Marla Agosto y el cubano Roberto Alfonso, fisioterapeutas a quienes vi trabajar intensamente entre los días 20 y 25 de junio en la Copa Moncada de Gimnasia Artística, que tuvo por escenario la Escuela Nacional de este deporte.

La competencia aún no ha empezado cuando ellos entran en acción. Quieto, de espaldas a la colchoneta, está el campeón del all around Manrique Larduet. Roberto ajusta sus vértebras a nivel lumbar para que el santiaguero rinda al máximo.

Minutos después los cubanos están en las barras paralelas y Roberto corre hacia el joven Alberto Leyva, que cae adolorido.

«Tuvo una lesión a nivel de astrálogo y le hago una maniobra de osteopatía para la corrección del hueso», explica a Juventud Rebelde.

A unos metros de él está Marla. Ella conoce a sus muchachos desde niños y los «engríe», les lleva agua, trozos de fruta y relaja sus cuerpos cuando el cansancio arrecia.

Marla Agosto estira las piernas de Rafael Morales, multimedallista centroamericano y panamericano, quien acaba su presentación en el «piso».

 

«A estas alturas hay acumulación de trabajo y necesitan relajar», comenta.

Dentro del bolso de Marla y Roberto hay vendas, esparadrapo, mentol… A mano siempre tendrán hielo: un elemento de prioridad por su uso profiláctico y terapéutico.

Pese a tener un esguince de tobillo, Randy Lerú compitió. Al finalizar, el técnico Roberto Alfonso pone hielo sobre la zona afectada. De esa forma alivia el dolor y desinflama la articulación.

 

Quizá lo más importante para estos técnicos no esté en sus implementos o habilidades. Lo esencial pasa por su sensibilidad para curar el dolor ajeno.

El fisioterapeuta Roberto Alfonso rehace el vendaje en la muñeca fracturada de Luis Alberto Oquendo y el joven vuelve al concurso.

 


Antes de que el gimnasta Rafael Rosendy salga a competir, el fisioterapeuta Roberto Alfonso unta mentol en su espalda. De esta manera potencia el calentamiento de la zona, en riesgo por lesiones antiguas.

 

Entre aparato y aparato, Marla aplica crioterapia en forma de fomento para recuperar el organismo de los atletas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.