La tenista bailadora

Daniela Núñez Sánchez es de las atletas con más perspectivas en este deporte. A sus 14 años se perfila como la principal candidata a la corona en su categoría

Autor:

Norland Rosendo

Los alfilerazos de sol caen como lanzas. Es casi mediodía y en todas las canchas de la Escuela Nacional de Tenis, al este de La Habana, parece que las raquetas se van a derretir. Pero los niños y las niñas las sostienen con vehemencia, saben que de eso depende la añorada medalla en la edición 50 de los Juegos Nacionales Escolares.

Daniela Núñez Sánchez es de las atletas con más perspectivas en este deporte. A sus 14 años se perfila como la principal candidata a la corona en su categoría.

Ya aseguró también el pase a la final en la especialidad de dobles. Su actuación ha contribuido a que la provincia de Artemisa se mantenga a la cabeza del torneo y esté a un raquetazo de retener el primer lugar por equipos alcanzado el año pasado.

—¿Por qué el tenis?

—¿Te digo la verdad?

—Claro

—Porque mi mamá me obligó. Si por mí hubiera sido, jamás hubiese cogido una raqueta en las manos. Lo mío era el baile, pero no el ballet, sino el baile popular.

—Y entonces…

—Ella, que sí fue tenista, me llevaba todos los días a las canchas en Artemisa. Dice que desde pequeña me vio habilidades para este deporte. Y yo por no contradecirla iba. Tenía seis años cuando empecé.

—Estaba clara tu mamá, mira a dónde has llegado.

—Así mismo. Tendré que agradecérselo toda la vida. Ahora no sé qué fuera de mí si no estuviera en el tenis. Estoy enamorada de este deporte.

—¿Participaste en la Copa Internacional Horizontes de la Amistad del mes pasado?

—Sí, en la categoría de menores de 18 años, porque en la mía no había rivales de nivel. Llegué incluso al cuadro principal, pero en los octavos de finales tuve una indisposición y abandoné la competencia.

—¿Y eres tan buena en los estudios como en la cancha?

—Para ser buen atleta hay que ser buena alumna. Eso me exige la familia y los entrenadores. Pasé para noveno grado en la EIDE Julito Díaz.

—¿Son muy fuertes los entrenamientos?

—Todos los días, mañana y tarde. Solo así se pueden obtener buenos resultados. Este es un deporte complejo, que exige mucha preparación, dominio de la técnica, agilidad.

—¿Te gustan otros deportes?

—La natación y la gimnasia, pero solo para verlos.

—Y en los ratos libres, ¿qué haces?

—Escuchar música, eso me relaja, me ayuda para lograr concentración.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.