Más jóvenes, mejores tenistas

Con apenas 13 años, Germary Agüero Perdomo figura entre los atletas jóvenes más destacados en el tenis de mesa. Sus resultados en competiciones nacionales e internacionales, así lo avalan

Autor:

Glenda Boza Ibarra

Cienfuegos.— Dicen que no era la mejor de su grupo cuando comenzó a practicar el tenis de mesa en primer grado. Para colmo, Germary Agüero Perdomo fue la última niña en incorporarse a los entrenamientos.

Sin embargo, con apenas 13 años, figura entre los atletas jóvenes más destacados en esta disciplina. Sus resultados en competiciones nacionales e internacionales, así lo avalan.

«Durante el Campeonato del Caribe de Tenis de Mesa para juveniles efectuado en abril alcancé cuatro medallas de oro en las modalidades por equipo, doble, doble mixto e individual de la categoría sub-15. Fue un sueño hecho realidad. Para esa competencia entrenaba todos los días, hasta en las noches, además hice mucha preparación física».

También en su adiestramiento ha influido la tradición que tiene su provincia, Mayabeque, en este deporte.

«Nuestro objetivo siempre es entrenar para ser los mejores o estar entre los primeros. Es una preparación muy fuerte y un compromiso también con los profesores».

Y esa constancia en el entrenamiento le valió a ese territorio occidental liderar las competencias de Tenis de Mesa de los 50 Juegos Escolares Nacionales, al conquistar ocho medallas de oro, cinco de plata y dos de bronce.

Los puestos segundo y tercero fueron para La Habana y Matanzas, respectivamente.

Mientras más pequeños mejor

Como la mayoría de los deportes, el tenis de mesa es un deporte en el cual es imprescindible comenzar la práctica desde edades muy tempranas. La captación de niños entre los cuatro y cinco años para esta disciplina constituye una estrategia del Inder para garantizar la calidad y el relevo de estos atletas.

Anteriormente, los tenistas ingresaban a las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) sin tanta preparación previa.

«El cumplimiento de las indicaciones de la comisión nacional se demuestra en el nivel técnico que presentan los jugadores de algunas provincias», subraya Osmany Cajigal Mustelier, metodólogo nacional. «Territorios como Las Tunas y Guantánamo, que históricamente no tenían representantes en la disciplina, se muestran ahora con selecciones con buen nivel físico y técnico», agregó.

Destacó que sobresale la zona occidental (Mayabeque, La Habana, Pinar del Río y Matanzas) como la de mayor fortalecimiento y estables resultados.

La perspectiva es continuar priorizando y prestándole atención al trabajo en la base, el cual sin duda alguna nos garantiza una reserva en cada categoría.

Sin embargo, también es necesario para el desarrollo de este deporte la superación y actualización a partir de los cambios que se producen cada año en el tenis de mesa a nivel internacional.

«Estamos haciendo un estudio biomecánico en varios de los niños que sobresalen en estas lides para perfeccionar la técnica y acercarnos al mundo», subrayó.

En los últimos años varios países con acceso a las nuevas tecnologías han emparejado su nivel competitivo con Cuba, cuando estaban, tiempo atrás, muy por debajo. Es imprescindible mantener un nivel de recursos que facilite los entrenamientos, sobre todo en las áreas deportivas con los más jóvenes tenistas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.