Criollos quiebran «muralla china»

Con solo cuatro púgiles, Cuba obtuvo tres medallas de oro en el torneo boxístico Abierto de China

Autor:

José Luis López

Solo asistieron cuatro y regresan con tres títulos. Mejor no se podría catalogar la actuación de los boxeadores cubanos, que impusieron su hegemonía en el Torneo Abierto de China.

Las escuetas informaciones llegadas desde la sede a la comisión nacional, reportan que los monarcas fueron Luis Oliva (64 kg), Arisnoidys Despaigne (69) y Arlen López (75), todos con actuaciones en las filas de los Domadores de Cuba durante la pasada Serie Mundial de Boxeo.

Según trascendió, Oliva venció en la final por 3-0 al indio Sandeep Kumar, mientras que Despaigne, subcampeón mundial 2013, tampoco le permitió libertades al mongol Batzorig Otgonjarga y lo superó 3-0. Entretanto, López derrotó con similar votación al iraní Sajad Mehrabi.

La nota discordante del cuarteto la tributó el minimosca Santiago Amador, quien cayó en su primera escalada al ring por 1-2 frente al mongol Ganselem Aruinbold.

A este certamen, al cual los cubanos concurrieron tras intervenir en la Copa Presidente de Kazajastán, asistieron 115 hombres de 18 naciones.

Los anfitriones chinos se quedaron con par de coronas mediante los puños del subcampeón mundial juvenil del 2012 Lu Bin (49) y el pluma Zhang Jiawei, y Rusia también firmó dos cetros con los puños del crucero Sergey Kalchuginy el supercompleto Dmitriy Mukhin.

El mosca filipino Ian Clark Bautista, el ligero iraní Golara Faroutan y el semicompleto surcoreano Hyeong-Kyu Kim completaron las coronaciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.