Los niños están «majaderos»

Antes del duelo frente al discreto elenco de Hong Kong, la novena cubana de béisbol ha ganado todos sus juegos con diferencia de diez o más anotaciones, con una cosecha de ¡74 carreras! en cinco desafíos

Autor:

Raiko Martín

El dominio invicto del grupo C era cuestión de tiempo, pues poco después del cierre de esta edición la novena cubana encaraba su último compromiso clasificatorio frente al discreto elenco de Hong Kong. Y después de ese duelo, el camino al trono del Campeonato Mundial sub-15, que se disputa en el estado mexicano de Sinaloa, comenzaba a ser más empinado.

Al torneo le sobran concursantes de bajo perfil, pero incluso los llamados a dar batalla en la llave, no han encontrado la fórmula para frenar a la batería de la Mayor de las Antillas. Antes del duelo frente a los asiáticos, los discípulos de Noel Guerra habían ganado todos sus juegos con diferencia de diez o más anotaciones, con una cosecha de ¡74 carreras! en cinco desafíos.

El más reciente castigo fue desatado frente a los lanzadores de la débil Lituania, durante una paliza que apenas duró cinco entradas y concluyó con pizarra de 30-0.

Según los medios locales que registraron lo sucedido en el estadio Emilio Ibarra Almada, de la localidad de Los Mochis, la masacre cubana comenzó a consumarse en el mismo inning de apertura cuando anotaron las primeras cuatro carreras, dos de ellas propulsadas por imparable de Tomás Alonso.

Sin embargo, lo peor para los europeos estaba por llegar. Un ataque de nueve rayitas en el segundo capítulo, y la suma de 13 carreras durante la siguiente entrada, dejó más que clara la amplia superioridad de los cubanitos.

En este último racimo el lanzador Pedro Portuondo contribuyó con un doble, y sobre el box se mostró intratable. Su faena no se sumó al maratón de juegos sin hit ni carreras que se han sucedido en lo que va de certamen, porque encajó el solitario imparable del emergente Domas Kamandulis.

Según el sistema de competencias, los dos primeros lugares de cada grupo avanzarán a la siguiente fase para conformar una nueva llave de seis elencos. Cada uno enfrentará al resto de los sobrevivientes, menos al clasificado de su misma agrupación.

Los cuatro con mejor balance en esa instancia animarán entonces una semifinal cruzada para definir los candidatos al trono que defiende la selección venezolana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.