La hora de los mameyes

El cubano Osleni Guerrero solo necesitó ayer 19 minutos para mandar a casa al mexicano Arturo Hernández. Este viernes comienza entonces el cruce entre los jerarcas

Autor:

Norland Rosendo

Transcurridas las dos primeras jornadas del Grand Prix de bádminton de Río de Janeiro, ninguno de los ocho sembrados ha querido ceder, y hoy viernes comienza entonces el cruce entre los jerarcas.

El cubano Osleni Guerrero solo necesitó ayer 19 minutos para mandar a casa al mexicano Arturo Hernández. El éxito fue en set corridos (11-7, 11-9 y ¡11-0!), y aunque el resultado final era previsible, no deja de ser sorprendente en un certamen de esta envergadura, la pollona de la última manga.

Para la jornada de hoy, el capitalino tendrá que estar alerta, pues en el otro lado de la cancha carioca estará el anfitrión Daniel Paiola, quien tiene atorada en su raqueta una espinita llamada Osleni. Y no es para menos: el cubano lo ha derrotado las cinco veces que se han enfrentado.

Y si de duelos rompecorazones se trata, pues será esta una fecha pródiga en ellos. El badmintonista de más abolengo en la justa, el sueco Henri Hurskainen, se las verá con el séptimo de mejor ranking, el danés Joachim Persson.

Además, el alemán Dieter Domke (segundo sembrado) lidiará con el estadounidense Sattawat Pongnaitat (quinto), y el irlandés Scott Evans (cuarto) sostendrá quizá el cotejo más equilibrado de los cuartos de final, ante el checo Petr Koukal (sexto).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.