La llave inglesa

El equipo masculino cubano se enfrentará este jueves al elenco inglés en la última jornada del certamen. La escuadra femenina también saldrá con la intención de mejorar su ubicación en la tabla de posiciones

Autor:

Raiko Martín

Desarrajar la puerta y entrar al selecto grupo de los diez mejores elencos de la Olimpiada Mundial de Ajedrez, que hoy baja sus cortinas en la ciudad noruega de Tromso, es la misión del equipo masculino cubano. Pero resulta que para conseguir la llave maestra necesitan someter al elenco inglés, una tarea algo complicada, más con la presión de jugarse la última bala.

Los «lores» presentan en su nómina un equipo bastante balanceado, con Michael Adams (2740 puntos Elo) como figura emblemática —Nigel Short ha tenido un infeliz torneo y no jugará ahora— y escuderos con muy buenos desempeños, entre ellos Gawain Jones (2665) y David Howell (2650). A esta última ronda llegan con la misma cantidad de puntos que los cubanos, pero anclados en el escaño 19, por lo que pondrán toda la carne en el asador con tal de mejorar su ubicación final.

Para la misión, el equipo cubano tendrá una vez más como hombre proa a Leinier Domínguez (2760), quien no ha estado totalmente iluminado en esta cita. El güinero archiva tres triunfos, seis empates y una derrota, y dadas las circunstancias, necesita un resultado frente a Adams que minimice lo más posible la pérdida hasta el momento de 4.9 puntos de su actual Elo. Menuda faena, teniendo en cuenta que el jugador inglés ha tejido una actuación impresionante. Su rating performance (RT) anda por las 2856 unidades, producto de cuatro triunfos e igual cantidad de tablas.

Los restantes emparejamientos serán entre Lázaro Bruzón (2664) y Jones en la segunda mesa, Yuniesky Quesada (2649) y Howell con el tercer tablero mediante, mientras que Isam Ortíz (2603) será la «cuarta pata» enfrentando a Matthew Sadler (2653), un jovencito que solo ha descansado en una de las rondas y acumula cinco éxitos con tres divisiones de honores.

Más allá de que todos los resultados son importantes, sobre esta cuarta mesa estarán posados muchos ojos, pues Isam tiene grandes posibilidades de alzarse con el mayor premio entre los que defendieron ese tablero.

El vigente monarca cubano ha sido el punto más alto de la escuadra, disipando las dudas con las que llegó a la cita luego de discretos resultados en el torneo Iberoamericano. De hecho, fue «refrescado» en las dos primeras fechas, y hasta el momento su RT anda por 2791 puntos, después de ganar en cinco oportunidades, firmar una vez la paz y tropezar solamente en el match cedido ante el potente equipo azerí durante la séptima fecha.

A saber, en la lucha por el galardón Isam es seguido muy de cerca por el serbio Nikola Sedlak (2554), con similar acumulado de 5,5 rayitas de siete posibles. Pero su RT de 2760 le pone un paso por detrás del cubano.

De concretarse la esperada consagración, Isam se convertiría en el cuarto jugador de la Mayor de las Antillas en conquistar una medalla de oro en una Olimpiada Mundial de Ajedrez. Esa senda fue abierta por el genial José Raúl Capablanca como líder del equipo que asistió a la edición de Buenos Aires 1939, y seguida por Reynaldo Vera como tercer tablero en la cita de Elista 1998. La tercera coronación corrió a cargo de Yaniet Marrero, también como tercera opción en el torneo disputado durante 2010 en Khanty-Mansiysk.

Mujeres miran hacia arriba

También en la última fecha, la escuadra femenina cubana saldrá con la intención de mejorar el puesto 30 que actualmente ocupa en el escalafón del torneo, pero incluso un rotundo triunfo sobre la selección de Suecia no le alcanzaría para acercarse a la vanguardia.

Sobre el papel, las europeas parecen una presa accesible, pero el tablero dirá la última palabra. El cruce más comprometido será el de Lisandra Ordaz (2345) frente a la GM sin distinción de sexo Pia Cramling (2500). El resto de los cotejos los animarán Sulennis Piña (2270)-Inna Agrest (2235), Yanira Vigoa (2317)-Illinor Frisk (2257) y Maritza Arribas (2291)-Jessica Bengtsson (1933).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.