Ni grandes ni chiquitos

Las selecciones cubanas absoluta y sub-21 de fútbol empataron este sábado 1-1, en un movido partido de fogueo como preparación para sus próximos eventos internacionales

Autor:

José Luis López

Cada uno con sus respectivos argumentos técnico-tácticos, pero con total entrega sobre la cancha del estadio Pedro Marrero, las selecciones cubanas absoluta y sub-21 de fútbol empataron este sábado 1-1, en un movido partido de fogueo como preparación para sus próximos eventos internacionales.

Minutos antes del juego, Walter Benítez y Raúl González Triana, directores técnicos de los mayores y menores de 21 años por ese orden, habían sido categóricos con JR: «Van a jugar mis mejores hombres y veré cómo se comportan en este primer duelo oficial entre ambos equipos. Queremos ver cómo ejecutan algunas ideas que tenemos para encarar los torneos foráneos que se avecinan. No vamos a regalar nada y seguro verás un enfrentamiento de mucha disputa por el balón». Y no se equivocaron.

Les comento que la escuadra de Benítez se prepara para intervenir en la final de la Copa del Caribe, de la cual es monarca exponente y cuya nueva edición acogerá Jamaica, del 6 al 16 de noviembre próximos. Este certamen dará cupos para la Copa de Oro 2015 y la Copa América 2016. Mientras, el colectivo sub-21 años lima asperezas de cara a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Veracruz, también en noviembre.

Fue un cotejo de mucha fricción, en el que los menores de 21 años, quienes llevan mucho más tiempo entrenando juntos —recuérdese que intervinieron en la Copa Mundial sub-20, en Turquía—, tuvieron las oportunidades más claras de gol e, incluso, dictaron el ritmo de juego en el primer tiempo, que concluyó con empate a cero.

Los goles llegaron en el complementario. Los mayores nivelaron las acciones en su inicio y así les llegó el primer gol, en el minuto 52, cuando el internacional Ariel Martínez —mostró su velocidad y habilidades en el desmarque— convirtió un penal.

Pero en el minuto 62, los más jóvenes consiguieron el justo empate, mediante una jugada colectiva en la cual se unieron dos de los tres «refuerzos» del equipo para la justa veracuzana. El experimentado Jorge Luis Clavelo, ahora en funciones de contención, fue derribado cuando salía con el balón, que recuperó el volante creativo Alain Cervantes y lo centró justo a la cabeza del talentoso Arichel Hernández, quien frustró el intento del guardameta Diosvelis Guerra.

El equipo de Benítez, integrado por 20 jugadores, saldrá el próximo martes hacia Panamá, para jugar un día después un partido amistoso contra la selección canalera, en el estadio Rommel Fernández. Luego se enfrentará el día 23 a Guatemala, en el estadio Mateo Flores.

Entretanto, los discípulos de Triana prevén realizar el mes entrante una gira por Centroamérica, que sin dudas sería muy provechosa en sus aspiraciones de firmar una loable actuación en la justa de Veracruz.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.