Se «encendió» el tatami

La cubana Idalis Ortiz conquistó la presea de oro al derrotar por ippon a la brasileña María Suelen Altheman, mientras el talentoso José Armenteros se alzó con una inesperada medalla de plata

Autor:

José Luis López

Exquisito colofón, con revancha y gratísima sorpresa incluida, le tributaron a Cuba este sábado la titular del orbe y olímpica Idalis Ortiz (+78 kilogramos) y el talentoso José Armenteros (100), en el Campeonato Mundial de Judo, con sede en la Arena Traktor, en la ciudad rusa de Chelyabinsk.

Ortiz ganó el oro y Armenteros consiguió plata. Así, Cuba signó una encomiástica actuación, al terminar igualada con Brasil en el tercer lugar por países, merced a una medalla de oro, una de plata, dos de bronce —estas últimas a la cuenta de María Celia Laborde (48) y Onix Cortés (70)—, así como dos quintos lugares y un séptimo. Por delante solo se ubicaron Japón (4-2-3) y Francia (2-1-4)

Retornando a la jornada final de competencia por divisiones, decirles que lo de Ortiz es fácil de traducir: fue una nueva exhibición de su poderío y arsenal técnico a la hora de agarrar las solapas rivales. Ganó sus cuatro combates por ippón para retener el título obtenido en la justa de Río de Janeiro 2013.

Según reflejó el sitio web del certamen, la  artemiseña quedó bye en la primera ronda. Luego se impuso a la turca Gulsah Kocaturk  y a la alemana Jasmin Kuelbs, a quien ya había vencido en la lid brasileña. Entonces, en semifinales le tocó enfrentar a la francesa Emile Andeol, su victimaria en el Grand Prix La Habana 2014. E Idalis ganó la revancha.

Por el oro, «atormentó» sin contratiempos a la brasileña María Suelen Altheman.

Mientras, Armenteros signó una de las mayores sorpresas de un judoca cubano en los últimos campeonatos mundiales, al alzarse con una inesperada medalla de plata. Ganó cuatro combates por ippón, antes de caer en la final por la misma vía contra el joven checo Lukas Krpalek, bronce del orbe 2013 y monarca de Europa (2013 y 2014).

Armenteros se deshizo primero del letón Jevgenijs Borodavko. Pero, en su segundo pleito tuvo un duro trámite, pues se enfrentó al monarca mundial exponente Elkhan Mamadov, quien debió abandonar el tatami por lesión. Luego superó al alemán Karl Richard Frey y en semifinales a Iván Romarenco, de Emiratos Árabes Unidos.

Este sábado también compitió Oscar Brayson (+100), quien ganó su primer combate por descalificación del venezolano Pedro Pineda y luego cayó por wazari ante el japonés Ryu Shichinohe. ¿No me digan que no saben quién ganó el cetro en este peso? Correcto: el intocable francés Teddy Rinner.

Este domingo cierra el Mundial con el certamen por equipos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.