Guapear y rezar

Para la selección cubana perder un punto y tener que enfrentar hoy a los favoritos brasileños complica las opciones

Autor:

Raiko Martín

Como si no fuera suficiente el empedrado camino hacia la segunda fase el Campeonato Mundial de voleibol masculino que se celebra en varias ciudades polacas, la selección cubana le agregó una pizca de suspenso luego de necesitar cinco sets (16-25, 25-20, 25-23, 20-25 y 15-13) para someter a la representación de Túnez, la que se pintaba como la más accesible del grupo B. Perder un punto y tener que enfrentar hoy a los favoritos brasileños complica las opciones.

Tenía razón el técnico Rodolfo Sánchez cuando dijo a JR, antes de partir, que no había enemigo pequeño en el grupo, por más que sus pupilos habían vencido a los tunecinos durante la pasada Liga Mundial. Pero sin demeritar el posible crecimiento del elenco africano, lo que deshizo ahora la brecha entre ambos equipos fueron los ¡41 errores no forzados! cometidos por la escuadra cubana. En total, 13 más que sus rivales.

Fatal fue el desempeño de los cubanos en el arranque del partido, pero afortunadamente lograron recomponerse en las siguientes mangas para tomar la necesaria ventaja. Sin embargo, fallaron a la hora de cerrar el lazo durante el cuarto set, y con la llegada del tie break perdieron un valiosísimo punto que puede hacer la diferencia en el momento de definir la clasificación a la siguiente ronda.

Por fortuna, fue el mal menor, porque en la «muerte súbita» el ataque cubano terminó inclinando la balanza. Según la descripción en vivo a través del sitio oficial, decisivo fueron los ocho tantos marcados por el opuesto Rolando Cepeda para sellar el necesario triunfo.

Esta vez, el capitán cubano demostró todas sus potencialidades y fue el máximo anotador del choque con 24 unidades. Una menos fue a la cuenta del auxiliar Javier Jiménez, en tanto el jovencito central Félix Chapman volvió a apuntalar su titularidad aportando ocho rayitas, seis de ellas con efectivos bloqueos. En contraste, disminuyeron ostensiblemente las prestaciones del auxiliar Osmany Uriarte, quien se apuntó apenas cinco puntos y fue sustituido en el último parcia por Inovel Romero.

Con ese desenlace, la tropa cubana subió al tercer puesto del grupo con seis unidades, pero difícilmente pueda mantenerlo teniendo en cuenta el rival de su última presentación en esta ronda. Los brasileños, con su trayecto perfecto y ya clasificados, siguieron en la cima de la llave con 11 puntos, a pesar de tener que emplearse al máximo para vencer en cinco sets a Corea del Sur (cuatro unidades) con parciales de 21-25, 25-13, 25-21, 17-25 y 15-13. Mientras, Alemania (9) se consolidó en la segunda plaza con boleto seguro, al aventajar a Finlandia (5) con tanteadores de 25-20, 19-25, 26-24 y 25-19.

Así las cosas, en las manos del equipo cubano está la titánica tarea de, al menos, «guapearle» dos sets a los brasileños y sumar un punto más. De no lograrlo, es muy probable que su actual acumulado sea superado por Finlandia si logra someter por cualquier vía a Túnez. También pudiera quedar por detrás de Corea del Sur, aunque es menos probable que los asiáticos se impongan a los alemanes. No obstante, cualquier cosa puede suceder y habrá que cruzar los dedos para asegurar uno de los dos boletos que llegan sin nombre a esta última fecha clasificatoria.

RESULTADOS DEL GRUPO C: Rusia-China 3-0 (25-22, 25-11, 25-21), Bulgaria-Egipto 3-2 (25-22, 26-24, 23-25, 20-25, 15-11), Canadá-México 3-0 (25-17, 25-18, 25-19).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.