Apagón en el último cuarto

Las cubanas cayeron en el último «inning» del partido de baloncesto contra las serbias, por el pase al selecto grupo de los ocho mejores planteles del Mundial de la disciplina

Autor:

Norland Rosendo

Esto no es béisbol, pero la frase les viene como canasta al aro, las cubanas cayeron ayer en el último «inning» del partido de baloncesto contra las serbias, por el pase al selecto grupo de los ocho mejores planteles del Mundial de la disciplina, que tiene por sede a Turquía.

Una vez más —porque ya les había sucedido frente a Belarús en la ronda eliminatoria— las nuestras se quedaron sin luz en el último cuarto, y sus adversarias, con más experiencia en torneos de «etiqueta», remataron en las postrimerías el duelo, que concluyó 86 cartones por 79.

Es difícil juzgar los hechos si uno solo dispone de la fría descripción en vivo (play by play), ofrecida por el sitio web oficial del certamen, pero no hay dudas de que fue un juego entretenido, emocionante, bastante equilibrado en el marcador, hasta que llegaron los últimos minutos.

¿Serían los nervios, problemas tácticos, o simplemente, que las rivales eran mejores? No sé. Sin embargo, casi todo el tiempo del cotejo pensé que el quinteto de Alberto Zabala sí podía quedar «vivo» en la jornada de muerte súbita. Una esperanza que alimentó la centro Marlén Cepeda, autora de 18 puntos y ocho rebotes, la principal figura a la ofensiva del cuadro criollo, igual que en la jornada precedente ante Corea del Sur.

Las cubanas ganaron el primer parcial (23-16), cayeron en el siguiente (26-16). Y volvieron a dominar en el tercero (23-18). Hasta ahí no había  nada decidido, ni para un bando, ni para el otro. Avanzaría quien mejor jugara entonces los últimos diez minutos, y les tocó, ya usted sabe, a las balcánicas.

Colectivamente, ambas escuadras tuvieron guarismos muy parecidos. En los tiros de campo, Cuba encestó 28 de 69, y las serbias, 31 de 71. En los lanzamientos libres, las nuestras acertaron en 21 de 25; las adversarias, en 20 de 23. Los dos conjuntos se apropiaron de 42 rebotes.

Quizá si la «mirilla telescópica» de las criollas hubiera estado mejor ajustada, el desenlace hubiera sido otro: solo lograron dos canastazos en 11 intentos desde el perímetro. Sobre todo, se extrañaron las parábolas largas de Yamara Amargo, que no tuvo ayer su mejor día, aunque anotó 17 cartones.

Ahora, a sacar conclusiones, a valorar nuevos caminos para el baloncesto femenino que contribuyan a elevar el techo. Porque solo con entrenamiento y más entrenamiento no se puede ganar. Vale, no obstante, reconocer que las muchachas de Zabala se esforzaron al máximo, lo dieron todo. Jugaron, para volver a la pelota, hasta el último out.

En los demás partidos de ayer, Canadá superó a la República Checa con pizarra de 91x71, Francia a Brasil (61x48) y China a Belarús (72x67).

Los cotejos de cuartos de final serán  protagonizados por Australia-Canadá, España-China, Estados Unidos-Francia y Turquía-Serbia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.