Pecados que cuestan caro

Este jueves Villa Clara superó a Artemisa, Granma se impuso a Industriales, Matanzas dominó a Isla de la Juventud, Ciego de Ávila venció a Cienfuegos, Guantánamo cedió ante Mayabeque y Holguín frente a Sancti Spíritus

Autor:

Raiko Martín

Con su triunfo en el inicio de la subserie frente a Villa Clara, Artemisa consiguió el quinto éxito —de sus ocho en el inicio de campaña— por margen de una carrera. Para más datos, en lo que va de torneo los Cazadores no han anotado más de cuatro veces por partido, algo que lastra sus opciones de éxito cuando encuentran en la lomita rival a un pitcher en estado de gracia.

Así se presentó el villaclareño Robelio Carrillo sobre el box del estadio 26 de Julio. Allí estuvo por poco más de seis entradas con un absoluto dominio sobre la artillería local, al punto de que solo permitió dos hits, el primero a la altura del quinto episodio.

De no menos peso fue la faena del zurdo artemiseño Yulieski González, a pesar de encajar su tercer revés en este primer tramo de la serie. Su mayor pecado fue el lanzamiento que le «cazó» el inicialista Ramón Lunar en la misma primera entrada para llevar la pelota más allá de los límites del jardín derecho y fletar las dos primeras carreras visitantes.

Con eso les hubiese bastado para equilibrar la subserie, pues los lanzamientos del relevista naranja Yosvani Pérez certificaron la lechada. No obstante, en su última oportunidad los dirigidos por Ramón Moré sacaron el máximo provecho al doblete de Yuniet Flores —también frente a Yulieski— para redondear el marcador.

Otros nueve ceros se vieron estampados en la pizarra del parque guantanamero Nguyen Van Troi, donde tres miembros del staff de pitcheo del sotanero equipo de Mayabeque quebraron las lanzas de los Indios del Guaso. La mayor responsabilidad se recargó en el brazo de Sergio Luzardo, quien espació cinco imparables rivales durante sus siete entradas de actuación.

Mientras, sus compañeros apuntalaban su faena «exprimiendo» similar cantidad de incogibles, entre ellos el solitario vuelacercas de Yoel Mestre en el cuarto inning que estableció el marcador definitivo.

Mucha más acción hubo en el Victoria de Girón yumurino, donde los Cocodrilos tomaron desquite de la derrota sufrida en la jornada anterior a manos de la Isla de la Juventud. Esta vez los matanceros hicieron valer su condición de novena más bateadora en lo que va de campaña, y con 13 imparables hicieron estragos en la nave de los Piratas.

Los «mordiscos» letales llegaron en el segundo inning con un racimo de cinco anotaciones que apuntalaron la buena faena del zurdo Yoanni Yera durante dos tercios del juego. Luego Yaniel Blanco, Ramón Licor y Luis Alberto Mendoza tiraron un inning per cápita para contener cualquier rebelión visitante.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.