Los Cocodrilos andan sueltos

El equipo de Matanzas amaneció hoy en solitario, como líder del torneo

Autor:

Raiko Martín

Muy poco duraron los abrazos en la cima de la tabla de posiciones de la presente Serie Nacional. Un día después de establecidos, se conjugaron una excelsa faena monticular, un torrencial aguacero y una estrepitosa caída, para que el equipo de Matanzas amaneciera hoy en solitario, como líder del torneo.

Cerraron muy bien los yumurinos su peligroso duelo particular con los Alazanes granmenses, domados esta vez por los indescifrables envíos de Cionel Pérez. Frente a su público, el joven zurdo no permitió carreras y apenas toleró tres imparables durante poco más de siete entradas, mientras que a cuentagotas sus compañeros hicieron lo necesario, aprovechando el error o bateando con oportunidad, para sentenciar el importante triunfo.

Mientras, cuando todo parecía encarrilado, Industriales vio deshecho el exitoso idilio con su estadio Latinoamericano, donde no había perdido durante sus primeras ocho presentaciones como locales.

Le faltó a los dirigidos por Lázaro Vargas la ecuanimidad suficiente para sacar los últimos tres outs que preservarían la ventaja de tres anotaciones. Para ello echaron mano a su línea de cerradores —con muy buen balance hasta ese momento—, pero Michel Martínez y compañía se estrellaron contra las picotazos finales de los Gallos espirituanos. Par de vuelacercas, y el de Monteagudo con los ángulos congestionados, fueron los tiros de gracia en una remontada que dejó perplejos a los aficionados capitalinos.

En Las Tunas las precipitaciones forzaron la suspensión del enfrentamiento entre los Tigres avileños —los otros líderes— y los Leñadores tuneros. De su resultado dependerá la permanencia de la tropa de Roger Machado en el puesto más privilegiado del escalafón.

En la jornada sabatina las Avispas santiagueras extendieron el mal momento que viven los vigentes monarcas pinareños, pues siguen los vueltabajeros con su errático paso ofensivo: después del banquete de la fecha anterior no lograron ahora subir ninguna carrera al pizarrón del Guillermón Moncada.

Allí el jardinero Alexei Bell se unió al grupo de jugadores que ha logrado registrar en su expediente un millar de imparables, otro motivo de celebración para los parciales de la novena indómita que sigue coqueteando con los ocho primeros puestos de la tabla.

Por su parte, los Cazadores de Artemisa evitaron una nueva «cacería» de los Indios guantanameros, y recuperaron el cuarto escaño. El zurdo Misael Villa y el diestro Yunieski García unieron esfuerzos para burlar el escobazo, y de esa forma el primero consiguió su tercer éxito y el otro su quinto salvamento de la temporada.

Los únicos que pudieron arrasar con sus rivales fueron los Piratas de la Isla de la Juventud, pero ahora no necesitaron superar los límites habituales para someter al sotanero equipo de Mayabeque. Todo lo contrario sucedió a la novena agramontina, que logró asegurar su compromiso frente a Villa Clara gracias a un imparable de Alexander Ayala que desequilibró el marcador en el décimo episodio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.