La tribu quiere invadir

Ubicarse entre los ocho sobrevivientes sería todo un destacable logro para los Indios guantanameros y  además, la certeza de que, si mantienen el trabajo y el grupo unido, no  tardarán mucho en mejorar sus prestaciones

Autor:

Raiko Martín

En torneos recientes y a estas alturas del calendario, los Indios guantanameros comenzaban a bajar los escaños de la tabla de posiciones hasta quedar fuera del pelotón de avanzada. Pero en la presente Serie Nacional, que está muy cerca de alcanzar el ecuador de su primer tramo, la tribu del Guaso parece dispuesta a cambiar su historia.

Un triunfo más, en el juego que disputaban al cierre con los Tigres avileños, llevaría a sus archivos la quinta subserie exitosa en lo que va de campaña. Además de los triunfos particulares, uno de los secretos para la «supervivencia» de este joven elenco en zona de clasificación ha sido evitar las barridas.

Para ello, los dirigidos por Jorge Prevot han exhibido un balance aceptable en todos los aspectos de juego. Sin nombres ilustres en su nómina, sin verdaderos sluggers capaces de tirar del carro, se han convertido en el segundo equipo que más carreras suma hasta el momento, pues sus 126 anotaciones solo son superadas por las 140 de los líderes matanceros.

Sin dudas, ha sido la ofensiva uno de los puntales para este resultado. Llama la atención que antes de este martes, tres guantanameros aparecían entre los diez bateadores más destacados del torneo. De momento, Julio Pablo Martínez, un jovencito de apenas 18 años que ya sabe lo que es tener el mejor promedio de la serie, lideraba los imparables con 33, había firmado ocho extrabases y poseía un excelente .440 de average ofensivo.

No muy lejos, con un promedio de .417, marcha el experimentado Giorbis Duvergel, también con 16 carreras empujadas, gracias a sus nueve batazos de más de una base, entre ellos cuatro vuelacercas. Y el destacado trío lo completa el antesalista Luis Ángel Sánchez, también dueño de 33 hits y un promedio de .398.

De conjunto, ellos han remolcado 46 de las carreras de su equipo, y en la tarea han encontrado el inmejorable apoyo del enmascarado Félix Carbonell (tres cuadrangulares y 12 empujadas) y Daikel Manso (cuatro jonrones y 14 impulsadas).

Pero nada hubiese sido posible sin el respaldo de un staff de lanzadores que, muy bien definido en sus funciones, no ha desentonado. Sus numeritos no impresionan —4.98 carreras limpias por juego—, pero la línea de abridores formadas por Frank Navarro —el más discreto de todos—, Lander Moreira, Oriolbis Cobas y Pedro Agüero ha ganado al menos en una de sus cinco aperturas. Y sus respectivas faenas encuentran un buen respaldo en Dayron Riera (2-1 y dos salvados), Roeldis Martínez (2-1 y un rescate) y Yoennis Turcás (2-1 y un salvado).

Si hasta aquí han llegado, la gran «tarea del indio» para los guantanameros es no perder el paso, pues por delante les quedan serios compromisos frente a Granma y Matanzas, dos de los elencos que les superan en ubicación. Ubicarse entre los ocho sobrevivientes será todo un destacable logro, y además la certeza de que, si mantienen el trabajo y el grupo unido, no tardarán mucho en mejorar sus prestaciones. Ya para un título necesitarían unas cuantas cosas más.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.