Moviendo la raqueta

Los cubanos intentarán volver a liderar el medallero del torneo de tenis de mesa de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe

Autor:

Norland Rosendo

En Xalapa, sede del torneo de tenis de mesa de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC), los cubanos tratarán, a puro remate, de volver a liderar el medallero en ese deporte. Pero una cosa es el deseo y otra la realidad.

En la última participación cubana en este tipo de certamen, en Cartagena de Indias 2006, la representación de República Dominicana ocupó el primer lugar por naciones con cinco preseas de oro y dos de plata. Después se ubicó nuestro equipo (2-2-1) y Venezuela quedó tercera (0-1-4).

Ahora, el panorama no es muy diferente. Los quisqueyanos cuentan con un plantel sólido, en el que milita un atleta de origen chino, y los anfitriones mexicanos también se han preparado fuerte, sin obviar a individualidades de otros países, según explicó a JR el comisionado nacional de Tenis de Mesa, Amado Bodes Yanes.

La escuadra varonil cubana la integran Andy Pereira —único de la nómina que participó en Cartagena de Indias 2006, donde fue medallista dorado—, Liván Martínez, Yohan Reynol Mora y Jorge Moisés Campos. Mientras, Sandra Mustelier, Leisy Jiménez, Lisi Castillo y lo jovencita Idalis Loret conforman el cuarteto femenino.

Bodes no se atreve a pronosticar el orden en que quedarán los países, pero vaticina que Cuba debe alcanzar ocho o nueve medallas. «El color depende de varias circunstancias, entre ellas, el sorteo y otros elementos propios de la competencia», apuntó.

Para hacer ese pronóstico se basó en los resultados del torneo clasificatorio para los JCC y la actuación en el recién concluido Campeonato del Caribe, celebrado la semana pasada en La Habana.

Entre las principales cartas, el Comisionado menciona a la pareja de doble masculino que integran Andy Pereira (está jugando en Europa) y Jorge Moisés Campos, que ha logrado incluirse entre las 32 mejores en torneos mundiales.

Bodes también confía en lo que puedan hacer Lisi Castillo e Idalis Lovet, un dueto que armoniza muy bien, pues la primera es fuerte en el ataque y la segunda la complementa a la defensa.

La falta de competencias internacionales pudiera incidir en el desempeño en la justa regional más antigua del mundo, pero Andy ha tenido la posibilidad de competir en Europa, a la vez que Jorge Moisés y Yohan Reynol estuvieron entrenando y jugando tres meses en Brasil, una de las potencias del continente.

Varios de los atletas y el propio Comisionado reconocieron que el cambio de la pelota de celuloide por una de plástico también pudiera influir en el desempeño competitivo. Bodes considera un desacierto de la Federación Internacional sustituir a mediados de año la pelota, después que habían aprobado la otra para toda la temporada.

«Nosotros no hemos podido contar con una cantidad suficiente de las oficiales ahora», enfatiza el directivo. No obstante, sí nos garantizaron los demás implementos para la preparación.

Otro aspecto que no se debe descuidar es la altura de la sede, más de 1400 metros sobre el nivel del mar, lo que incide en el vuelo de la pelota.

Al saque con los protagonistas

Para el matancero Yohan Reynol Mora, de 27 años, su propósito es llegar a la mayor cantidad de finales posibles. Jugará el mixto con Lisi Castillo y el doble con Liván Martínez.

Se cuidará de todos los adversarios, pero sobre todo de los dominicanos, trinitarios y los locales. «He tenido una buena preparación y me siento bien en todos los aspectos», sentenció.

Por su parte, el habanero Liván, de 16 años, confía en dar su mayor esfuerzo para alcanzar alguna medalla. «Prefiero la modalidad por equipos y el doble. He hecho énfasis durante los entrenamientos en lo psicológico, pues a veces me desconcentro rápido».

Jorge Moisés es muy optimista. «Aspiro a cuatro medallas de oro. Es difícil, pero no imposible. Mi pareja en el mixto será Sandra Mustelier y en el doble, Andy Pereira».

Mientras, Sandra también está contenta con la preparación realizada, aunque lamenta no haber podido topar con más rivales foráneas, pues eso le garantiza conocer otros estilos de juego. «El cambio de pelota nos ha afectado un poco, pero estamos adaptándonos».

A pesar de su juventud, Idalis se comporta con maestría en el juego. Acaba de confirmarlo en el Campeonato del Caribe; y espera en los JCC tener una actuación decorosa. A ella, la nueva pelota le ha venido bien, «no se siente el cambio», afirmó.

Desde la esquina opuesta

Boris Roque Martín es un cubano que lleva tres años de colaboración en República Dominicana. Allá funge como entrenador de tenis de mesa y asegura que van a los Centrocaribes a revalidar el título por naciones.

Sobre los cubanos reconoció que juegan muy bien y que serán de los principales aspirantes a las medallas. Elogió a Andy Pereira, Jorge Moisés, Sandra, Leisy y a las figuras nuevas.

Entre Cuba, República Dominicana y México deben repartirse la mayor cantidad de preseas, vaticinó el estratega.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.