Ojo y bala, casi lo mismo

La segunda medalla dorada de los pistoleros antillanos la obtuvo el equipo masculino en esta modalidad. Cuba lidera el medallero en el tiro deportivo (3-0-2), escoltada por México, El Salvador, Venezuela y Guatemala

Autor:

Norland Rosendo

Con tres medallas de oro y dos de bronce, los tiradores cubanos lideraron la primera jornada de ese deporte durante los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, en la que Jorge Grau fue el criollo de mejor puntería.

Grau estuvo este sábado que donde ponía el ojo, ponía la bala, y subió dos veces a lo más alto del podio de premiaciones. A 50 metros los disparos de su pistola eran casi perfectos. En la justa individual de esa especialidad se coronó con 193.7 puntos, por delante del venezolano Marcos Núñez (180.8) y el colombiano Alex Peralta (161), según refleja el sitio web oficial de los Juegos.

En esa misma modalidad, pero en la justa por equipos, Grau se colgó otra presea áurea en compañía de Guillermo Pías y Elieser Mora. Los tres acumularon 1 612 unidades (incrustaron la bala 22 veces en el mismo centro de la diana), para dejar los lugares dos y tres en poder de los conjuntos de Venezuela (1 598) y Guatemala (1 560), por ese orden.

Mientras, Eglys de la Cruz, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, aportó también dos metales (uno de oro y otro de bronce). La corona se la agenció en la lid individual del rifle de aire a diez metros, y el tercer escaño fue en el certamen femenino por equipos de esa especialidad.

A pesar de no clasificarse entre las mejores tres para la ronda final, Eglys salió al campo de tiro de la Academia de Policía El Lencero dispuesta a exhibir su linaje en el tiro deportivo. Y así fue. Su acumulado de 206.1 puntos le mereció el título. En ese concurso, su compatriota Linet Aguiar se adueñó del metal de bronce, con 181.7 unidades. El subtítulo fue al cuello de la salvadoreña Ana Elizabeth Ramírez (203.4).

El trío de mujeres cubanas que participó en el certamen colectivo de rifle de aire a diez metros quedó por debajo de lo que se esperaba, pero al menos tributaron un bronce que apuntaló a la representación cubana en el liderazgo del medallero del tiro deportivo. Solo los anfitriones pudieron «robarle» ayer un título a la Mayor de las Antillas.

 

 

 

El tirador Jorge Grau fue el otro bicampeón cubano en la jornada. Foto: Federación Internacional de Tiro

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.