Robelis paró al graderío - Deporte

Robelis paró al graderío

El cubano Robelis Despaigne, medallista de bronce mundial, impactó con sus potentes técnicas en el público, en sus contendientes y en los jueces, y se llevó el metal dorado el torneo de taekwondo

Autor:

José Luis López

VERACRUZ.— Las potentes técnicas con las cuales el medallista de bronce mundial Robelis Despaigne (+87 kilogramos), impactaron en el público, en sus contendientes y en los jueces, y le tributaron el metal dorado en el torneo de taekwondo correspondiente a la XXII edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que finalizó este martes en el World Trade Center, de esta ciudad.

El «torbellino» santiaguero también empleó con efectividad su puño para marcar puntos a diestra y siniestra. Los rivales jamás supieron repeler el supersónico ataque y solo el mexicano Víctor Ballesteros le hizo alguna resistencia en la semifinal. En pos del cetro, venció por superioridad técnica (12-1) al costarricense Kristopher Moitland.

«Este fue mi quinto triunfo del año contra él (Moitland). Sabía que lo podía dominar, pero nunca me confié. Por eso, siempre inicié el ataque. El más difícil de mis rivales fue el mexicano (Ballesteros), quien se dedicó a evitar mi ataque con las piernas y no me dejaba entrar en la zona de golpeo. Estoy contento con darle a la delegación cubana el tercer oro del taekwondo masculino», comentó Robelis a JR tras finalizar el combate.

En esta fecha final de la disciplina, las dos cubanitas presentes terminaron con medallas de plata. En la final, Yislenia Lastre (57) cayó por 2-5 ante la venezolana Adriana Martínez, mientras que Lisbeilis Ferrán (+73) no dio ni pidió tregua frente a la mexicana y subcampeona mundial Briseida Acosta, pero cedió por ajustado 5-7. Incluso, logró empatar por 3-3 en el segundo round con una espectacular patada a la cabeza, que asombró al graderío.

«Estoy contenta, pero quería el oro. Estaba bien preparada y sabía que la final sería contra ella (Briseida). Pero me descuidé en el tercer asalto y me marcó cuatro puntos. Soy joven y espero tomar revancha en un futuro combate, porque sé que sí puedo», destacó Ferrán.

Sin dudas, las palmas para el equipo femenino mexicano, guiado por la entrenadora Gulza Alonso hacia la conquista de siete de los ocho títulos disputados.

Por Cuba, vale destacar la labor de la escuadra masculina, que cosechó tres medallas de oro, además de un bronce. «Sobrecumplimos, aunque nos faltaron algunos bronces. Pero no solo fue la buena cota de preseas, sino la forma en que se consiguieron. A ellos (sus alumnos) no les gusta atacar con los puños, porque los árbitros apenas los marcan, y también suelen causar lesiones. Pero cumplieron mis indicaciones y lograron muchos puntos con los puños, algo nunca antes conseguido en eventos internacionales», explicó a JR el entrenador Roberto Cárdenas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.