Más allá de un wazari

La cubana Odalys Núñez, árbitro capitalina de Categoría Internacional A desde hace cuatro años, accedió a conversar con los lectores de JR

Autor:

José Luis López

VERACRUZ.— Sin duda alguna, el arbitraje constituye baza fundamental para el buen desenvolvimiento de una justa deportiva. Pero si aplicar el reglamento es obra de una mujer de 21 años de experiencia dictando la ley sobre un tatami de judo, entonces la cubana Odalys Núñez García se granjeó el respeto de todos en estos XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Más allá de un shido o un wazari marcado, la árbitro capitalina de Categoría Internacional A desde hace cuatro años, dejó su huella indeleble. Y hoy Núñez, quien trabajó en muchas peleas que concedían medallas, accedió a conversar con los lectores de JR.

—¿Cómo la escogieron para asistir a este certamen?

—La comisión de arbitraje de la Odecabe (Organización Deportiva de Centroamérica y el Caribe), le solicitó a varios países una determinada cantidad de jueces de categoría internacional. En esta ocasión, le pidió dos a Cuba y la federación de judo de la Isla escogió al avileño David Castillo y a mí. Esto es un gran honor que siempre llevaré conmigo.

—¿Es más difícil actuar en combatea de hombres o de mujeres?

—Realmente, el judo es uno solo. Lo vital es ser justo en las decisiones, aunque en el masculino hay mejores proyecciones. Si me dieran a escoger, preferiría las peleas en las divisiones pequeñas, porque son más rápidas.

—En combates muy cerrados ¿cómo actúas para ser más justa?

—Los nuevos cambios de la Federación Internacional de Judo (IJF), han permitido al árbitro evitar la Regla de Oro, que se aplica cuando el combate cumple los cinco minutos sin decisión. Ahora, es obligatorio agarrar al rival con las dos manos, una en la solapa y otra en la manga. Y cuando se consigue ese agarre, el judoca tiene que atacar al momento, si no, es penalizado.

—Otros de los aspectos en que la IJF ha incidido es en la pasividad. ¿Cómo nota que algún rival está rehuyendo el combate?

—En estos juegos actué en varias peleas que se iniciaban sin ritmo. Esa pasividad se detecta por una evidente postura defensiva, por evitar el agarre y no intentar acciones de ataque. Entonces, ahí mismo llega la penalización (shido).

—Antes, los empates se definían por votación de los jueces (hantei). ¿Simpatiza con su eliminación?

—Totalmente de acuerdo. El hantei creaba mucha presión al árbitro, porque cuando se daba la votación definitiva de cada uno de los tres jueces sobre el tatami —ahora es solo uno. Ahora, el árbitro trabaja con más soltura.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.