La «novena» sinfonía cubana

Este miércoles, en el segundo cartel semifinal de Veracruz 2014, cinco miembros de la potente selección cubana de boxeo bajaron triunfantes del ring

Autor:

José Luis López

VERACRUZ— Misión (casi) cumplida para la potente selección cubana de boxeo que asiste a estos XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe. De diez hombres presentados, nueve se ganaron el derecho, a puro golpe, de asistir a la disputa del cetro en sus respectivas divisiones. Y sin duda alguna, salen como favoritos para llevarse todo el botín.

Este miércoles, en el segundo cartel semifinal, los cinco alumnos del entrenador jefe Rolando Acebal bajaron triunfantes del ring. Pusieron el arte y la técnica, mientras que sus oponentes apenas pudieron llegar a sus anatomías. Nos repitieron la misma «película» que vimos en el primer cartel semifinal.

El bronce mundial Yosbany Veitía (52 kilogramos) se enfrentó por tercera vez en su carrera al veterano venezolano Eduard Bermúdez. Y le conectó los mejores golpes para irse delante 2-1 en el duelo particular.

«Me ganó en los Juegos del ALBA de 2011 y yo tomé revancha al otro año. Ahora, en pos de ir a la final y de tomar ventaja contra él, mi plan táctico fue entrar y salir con rapidez de la zona de ataque. Y así obtuve el triunfo», aseveró Veitía a JR.

Acto seguido, llegó el amplio triunfo del bicampeón mundial Lázaro Álvarez (60) sobre el venezolano José Díaz. Le ganó la pelea en las tres distancias, lo mantuvo alejado con su certero jab de derecha y lo combinó muy bien con varios golpes de izquierda. La votación favorable de 3-0 habla a las claras de la hegemonía ejercida por el pinareño.

Más tarde, el campeón olímpico Roniel Iglesias le pegó un sinnúmero de sus potentes ganchos de izquierda al mexicano Marvin Cabrera, quien nada pudo hacer para evitarlos y mucho menos para poder llegar al cuerpo del cubano. Iglesias también ganó por 3-0.

En la cuarta pelea de los cubanos, el bicampeón  del orbe Julio César La Cruz (81) envió una sarta de rectos de derecha al rostro del mexicano Rogelio Romero, durante el primer round y la mitad del segundo, hasta que el árbitro notó demasiada sangre y se detuvo el combate.

Finalmente, el supercompleto Yoandri Toirac tampoco necesitó los tres rounds, pues su potentes golpes mellaron la anatomía del venezolano Edgar Muñoz hasta hacerlo caer por un fulminante KO.

De tal forma, la presencia de nueve finalistas cubanos asegura nuevamente la hegemonía regional, pues República Dominicana, Colombia y México son las escuadras más cercanas y apenas tienen dos candidatos al trono cada una.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.