Aguas mansas en Laguna de Mandinga

Seis regatas e igual cantidad de cetros fue el fructífero saldo de los remeros bajo una pertinaz lluvia y un espeluznante frío

Autor:

José Luis López

VERACRUZ.— Recital y monólogo de paletadas cubanas este viernes, en la segunda fecha del torneo de remo de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe, con sede en la Laguna de Mandinga, de esta ciudad.

Seis regatas e igual cantidad de cetros, fue el fructífero saldo de los remeros, bajo una pertinaz lluvia y un espeluznante frío. Tal hegemonía total, contribuyó en buena medida a que Cuba «durmiese» esta madrugada en el primer lugar por países.

El dominio y la ventaja de tiempo en cada prueba, era esperado, máxime con la inclusión dentro de los botes de procedencia china del subcampeón mundial Ángel Fournier y de la avezada Yariulvis Cobas, quienes se alzaron con par de títulos cada uno.

Fournier ganó la prueba individual de un par de remos cortos (peso abierto), al cumplimentar los 2 000 metros de recorrido en 6:13.49 minutos, secundado por el anfitrión Juan Carlos Cabrera (6:18.30) y el venezolano Emilio Torres (6:27.79).

El guantanamero también se impuso sin contratiempos en el doble par de remos cortos (peso abierto), en compañía de Eduardo Rubio, con crono de 5:45.42 minutos.

Entretanto, Cobas se tituló en la modalidad de un par de remos cortos, al detener los relojes en 7:10.68 minutos, adelantándose a la venezolana  Jénesis Pérez (7:13.46) y a la mexicana Lilia Pérez (7:23.13).

El otro cetro de la mundialista guantanamera llegó manteniendo un ritmo activo de paletadas junto a Aimeé Hernández, en el doble par de remos, al firmar crono de 6:20.33 minutos. «Estaba segura de que no tenía rivales. Pero nunca me confié. Tenía que remar fuerte, porque no había mucho viento, sí me molestó el frío. Estoy en un perfecto estado físico, gracias a la doctora Rita Martínez», comentó Cobas a JR.

En ese festín de cetros cubanos, también hubo «baile» en la final masculina de dos remos largos por intermedio de Solaris Freire y Adrián Oquendo (6:05.06). Mientras que en un potente sprint final, Liosbel Hernández y Raúl Hernández marcaron 5:57.52 minutos y lograron adjudicarse el título en el doble par de remos cortos, peso ligero, en dura porfía con la dupla anfitriona.

«Esta fue una grata revancha, porque ellos (los mexicanos) nos ganaron en el Festival Panamericano del mes pasado, bajo condiciones de altura en el Distrito Federal Mexicano. Pero aquí había igualdad de condiciones. Arrancamos delante y supimos mantener la ventaja», declaró Liosbel luego de cumplido el agotador y exigente trayecto.

Las potentes paletadas de Fournier

La presencia del subcampeón mundial Ángel Fournier prestigió el pálido torneo de remo de la cita mutideportiva veracruzana.

Este viernes, el portentoso remero cubano paseó la distancia y se alzó sin tribulación alguna con el cetro de las dos pruebas que disputó. En un aparte, antes de irse a la prueba doping, Fournier accedió a conversar con los lectores de JR.

—¿Un trámite cómodo en esta fecha?

—Tenía plena confianza en mí, porque estoy en plenas condiciones físicas y he tenido muy buena preparación. Los rivales sabían que no podían conmigo. Estas dos medallas de oro son doblemente importantes, porque ayudan al objetivo cubano de terminar como primeros por países. Me queda una final mañana (hoy) en el bote de cuatro par peso abierto y espero ganar mi tercer oro, porque mis compañeros están en forma.

—¿Marcha bien la dupla con Eduardo Rubio en el doble par de remos cortos?

—Sí, porque él tiene mucho talento. Lo vengo halando para que se vea en mi espejo y esto nos permita prepararnos bien para los venideros Juegos Panamericanos de Toronto, donde los rivales de Canadá y Estados Unidos serán más exigentes que los vistos aquí.

—¿Cómo valoras el año?

—A lo largo de toda mi carrera deportiva nunca había tenido un año tan intenso, con tantas  competencias internacionales, incluido el Campeonato Mundial de Ámsterdam, donde obtuve medalla de bronce en agosto pasado, y estos Juegos Centroamericanos, ¡en pleno mes de noviembre! Te confieso que estoy muy agotado, con unos deseos enormes de irme a descansar.

—Pero el año que viene también lo tienes complicado...

—Así mismo es. La batalla comenzará en julio, con las clasificaciones en las tres pruebas para los Juegos Panamericanos de Toronto. Luego vendrán las Copas del Mundo en Serbia e Italia, y más tarde participaré en el Campeonato Mundial de Francia, que dará boletos para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

—¿Y los implementos para entrenar y competir?

—Ahora no tenemos ninguna queja en ese sentido, pues poseemos botes y remos de último modelo. Solo nos resta entrenar duro para mantener los resultados.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.