Una verdad universal

La justa multideportiva que acoge la ciudad de Veracruz tembló este viernes con la cosecha antillana: 13 preseas (ocho doradas, tres plateadas y dos bronceadas), un tiro de catapulta al muro azteca que ya mucho había aguantado

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Se sabía de antemano que «la cosa iba a estar apretada», que tendríamos que esperar el aporte descomunal de algunos deportes para desbancar a los anfitriones. Que el picante no era una opción en la mesa aunque nos dijeran «está suavecito» y que el atletismo sería la mano dura de Cuba en los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe, una especie de verdad universal.

La justa multideportiva que acoge la ciudad de Veracruz tembló este viernes con la cosecha antillana: 13 preseas (ocho doradas, tres plateadas y dos bronceadas), un tiro de catapulta al muro azteca que ya mucho había aguantado.

A primera hora los pertiguistas Lázaro Borges y Yankier Lara conquistaron las medallas de oro y plata, respectivamente. Borges, subtitular del orbe en Daegu 2011, pasó la varilla a 5,30 metros y aventajó a su compatriota, quien marcó 5,10. El bronce quedó en poder del anfitrión Raúl Alejandro Ríos (5,00).

También Ernesto Revé se ciñó la corona en el triple salto, con estirón de 16,94 metros, al tiempo que el niño prodigio Lázaro Martínez (16,91) quedaba en segundo lugar.

En los 110 metros con vallas nuevamente Cuba volvió a acaparar el podio casi en su totalidad, pues Yordan O’Farrill (13.46 segundos) y Jhoanis Carlos Portilla (13.53) guardaron el oro y la plata, respectivamente. Andy González aportó lo suyo corriendo dos pistas enteras y asió la corona con crono de 1:45.73 minutos, en una prueba en la que su paisano Jorge Félix Liranzo terminó cuarto (1:47.22).

Mientras, el veterano forzudo Guillermo Martínez clavó la jabalina 79,27 metros campo adentro para anclar en el trono. Detrás quedaron el local Juan José Méndez (76,80) y el cubano Osmany Laffita (76,28).

Los 4x400 metros no reservaron sorpresas y tal como se esperaba la Mayor de las Antillas se impuso en ambos sexos. Los hombres marcaron 3:00.70 minutos, con récord para la justa, y las damas 3:29.69.

En tanto, el relevo corto femenino aseguró el tercer puesto (44.19 segundos) en un pulso dominado por Venezuela (43.53) y Colombia (44.02).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.