Tropiezo con un muro nipón

Las selecciones cubanas de judo iniciaron este viernes sus agarres de solapa en el Grand Slam de la capital nipona

Autor:

José Luis López

Cero descanso. Veracruz—La Habana, con destino Tokio: ese fue el extenso y supersónico recorrido hecho por las selecciones cubanas de judo, que este viernes iniciaron sus agarres de solapa en el Grand Slam de la capital nipona.

Recuérdese que los principales judocas de la Isla compitieron la semana pasada en el torneo de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, y sin soltar el judoguis, las dos chicas que subieron al colchón en el certamen en suelo asiático, cayeron en sus respectivos combates frente a representantes anfitrionas.

La doble subcampeona olímpica Yanet Bermoy (52 kilogramos) terminó en el quinto lugar. Primero derrotó por ippon a la italiana Odette Giuffrida, pero después cayó por similar vía ante la local Misato Namura, quien la envió a la repesca. En esa fase, la cienfueguera superó por yuko a la experimentada rumana Andrea Chitu, antes de ceder por yuko frente a la nipona Ai Chishime.

Según reflejó el sitio web del certamen, la otra cubana en acción este viernes fue Aliuska Ojeda (57), quien abrió con triunfo por ippon contra la rusa Tatiana Kazenyuk, pero luego sufrió el ippon de la japonesa Kaori Matsumoto.

Los campeones de este viernes fueron los locales Kondo (48), Hashimoto (52), Matsumoto (57) y Abe (66), así como el sudcoreano Wojin Kim (60).

Por Cuba, hoy subirán al tatami Onix Cortés (70), Magdiel Estrada (73) e Iván Silva (81).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.