La tierra se tiñó de azul

Este lunes Industriales derrotó 4-3 a Artemisa y se colocó a un zarpazo de concretar una barrida muy importante para sus aspiraciones de llegar a la postemporada

Autor:

Raiko Martín

Por segundo día consecutivo, a la tierra artemiseña le cambió su habitual tonalidad roja. Allí los Cazadores, reconocidos desde su nacimiento como dueños de un excelente cuerpo monticular, fueron incapaces de frenar en seco el ataque de Industriales, quienes ya han pisado en 15 ocasiones el home del estadio 26 de Julio.

Fue esta vez Misael Villa la apuesta del alto mando local para equilibrar la balanza. El zurdo nacido en la cabecera provincial, y envuelto en su cuarta temporada, llegaba al duelo con muy buenas vibras. Durante la primera parte de la campaña había ganado en seis ocasiones y exhibía un promedio de carreras limpias por debajo de 2.50.

Navegó con suerte durante las primeras cuatro entradas, en las que el triple del jovencito Yusnier Díaz y cierto descontrol aparecieron como únicos obstáculos. Sus compañeros habían logrado darle ventaja de tres anotaciones, poca para los tiempos que corren, pero a veces suficientes para los lanzadores locales, ya acostumbrados a triunfar en tales circunstancias.

Pero esta vez la buenaventura les dio la espalda. Los Azules dirigidos por Lázaro Vargas calibraron sus maderos, y de un solo golpe sentenciaron el partido. La familia Gourriel estampó sus genes en la remontada pues los sencillos de Yunieski y Yulieski dejaron la escena lista para que Lourdes Yunielki, el menor del clan, propulsara las dos anotaciones iniciales para los visitantes con el primero de los dos dobletes que conectó en la jornada.

Luego, Rudy Reyes se encargó de redondear el racimo de cuatro, que terminó siendo inalcanzable. A partir de ese momento el refuerzo tunero Yosbel Alarcón y el «matador» local José Ángel García unieron esfuerzos para cortar la inspiración foránea, pero ya el daño estaba hecho.

A pesar de algunos titubeos, el reincorporado santiaguero Alberto Bicet cumplió con las expectativas, algo que da algún respiro al alto mando capitalino. Aunque permitió las tres rayas enemigas, el indómito se las arregló para caminar poco más de seis capítulos. Jesús Balaguer en plan acomodador, y Yohandri Portal en funciones de cerrador, fueron inmejorable respaldo, pues ninguno permitió libertades a los ocho bateadores que enfrentaron.

De tal forma, los Leones capitalinos se colocaron a un zarpazo de concretar una barrida muy importante para sus aspiraciones de llegar a la postemporada, toda vez que compartían posiciones con sus rivales en la tabla de posiciones.

Es muy temprano para sacar algunas conclusiones, pero de momento contrasta la labor de los lanzadores azules en sus primeras actuaciones —tres anotaciones permitidas en las primeras 18 entradas—, y la escasa producción de la fuerte artillería «sumada» por los Cazadores, pues entre Danel Castro, Yosvani Alarcón y Frederich Cepeda solo han conectado cuatro hits en 17 turnos al bate, y empujado apenas una anotación. Veremos si cambia hoy la tónica en el último choque particular de esta subserie.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.