Después de tanto nadar...

Tigres y Piratas bregaron contra la corriente durante sus compromisos de turno, hicieron un gran esfuerzo a última hora para darle vuelta al marcador, pero quedaron a muy poco de concretarlo

Autor:

Raiko Martín

Los equipos de Ciego de Ávila y la Isla de la Juventud corren suertes dispares en lo que va de la segunda fase en la actual campaña beisbolera, pero este sábado compartieron un destino común. Tanto Tigres como Piratas bregaron contra la corriente durante sus compromisos de turno, hicieron un gran esfuerzo a última hora para darle vuelta al marcador, pero quedaron a muy poco de concretarlo.

Los dirigidos por Roger Machado sellaron su más reciente duelo particular con un segundo tropiezo consecutivo ante los Alazanes granmenses, quienes siguen anclados en el segundo escaño de la tabla de posiciones. Y el principal responsable fue Alfredo Despaigne, quien en el mismo primer inning le despachó la pelota más allá de los límites a Dachel Duquesne, para empujar las dos únicas carreras de su equipo.

En lo adelante, se tensó el duelo monticular. Por el lado visitante, Alaín Tamayo lucía inmenso frente a la batería local durante los siete primeros capítulos, en los que apenas toleró par de imparables, ponchó a cuatro bateadores y regaló tres boletos.

Mientras, el excelente relevo que a partir del segundo episodio protagonizara el local Yadir Rabí se combinaba con otra buena aparición de Vladimir García —no permitió hit en poco más de un tercio y ponchó a cuatro— y el buen cierre de Yunier Cano, fundamental para frenar la poderosa tanda granmense.

Pero cuando todo apuntaba a lechada, las tribunas del José Ramón Cepero recobraron el aliento. El refuerzo tunero Carlos Juan Viera volvió a flaquear, cuando abrió el noveno capítulo con par de boletos. Y ahí mismo el partido tomó ribetes ajedrecísticos.

El timonel avileño apeló al zurdo Ariel Diez para dominar a Ariel Borrero, pero no pudo evitar el sacrificio. Vino entonces José Armando Peña y fue recibido por el cañonazo de Yoelvis Fiss que borró diferencias y colocó el empate en tercera base. Con la tensión al máximo llegó otro movimiento táctico. Tocaba el turno del refuerzo villaclareño Yeniet Pérez, cuyo desempeño hasta el momento generaban una justificada preocupación. Carlos Martí se jugó la carta de Yoennis Turcás y le salió de maravillas. Roletazo para doble play y fin de la historia.

También impresionante fue el cruce de armas entre Artemisa e Isla de la Juventud, porque después del ramillete de nueve carreras conseguido por los Cazadores, todo parecía decidido. Pero los Piratas desplegaron velas y un cuadrangular de Jorge Luis Barcelán con las bases llenas en el noveno acto hizo tambalear la certeza. Luego, el doble de Velázquez, un cañonazo impulsor de Gálvez y el turno al bate de Michel Enríquez sostenía las aspiraciones de enderezar el rumbo, pero el filibustero más experimentado cedió el último out por la vía del ponche.

Por el mismo camino iban Holguín e Industriales, pero sus rivales supieron mantener a salvo su feudo. En el Victoria de Girón yumurino los Cachorros armaron una rebelión en el sexto inning para colocarse a solo una de los anfitriones, pero estos pusieron el rancho en orden con racimo de cinco en el siguiente episodio, y todo quedó en escaramuza.

Mientras, Pinar del Río se llevó merecidamente la mejor tajada en la interesante subserie frente a Industriales, que durante tres días consecutivos repletó las tribunas del Capitán San Luis vueltabajero.

Los dirigidos por Alfonso Urquiola mezclaron bien varias de sus virtudes y tuvieron en Donal Duarte el foco de inspiración. Primero con un excelente fildeo en el quinto inning que evitó males mayores, y luego con un doble que empujó las dos carreras que a la postre fueron definitorias.

Los Azules, en cambio, desperdiciaron varias oportunidades, una de ellas con la arriesgada e innecesaria carrera hasta segunda base de Raiko Olivares, con un cañonazo a los jardines. El estacazo del refuerzo guantanamero Félix Carbonell en el siguiente turno habría estrechado diferencias, y tal vez ayudado a cambiar la historia. El jovencito Vladimir Gutiérrez fue otra vez el encargado de evitarlo.

Resultados del Sábado

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.