Tenemos rival - Deporte

Tenemos rival

En el diamante del estadio Hiram Bithorn, en la capital boricua, los vueltabajeros compartirán el cartel de apertura con los Tomateros de Culiacán, representantes mexicanos

Autor:

Raiko Martín

Hasta el lunes en la noche, solo se sabía que nuestros Vegueros de Pinar del Río descorrerían las cortinas de la próxima Serie del Caribe. Ahora conocemos que sobre el diamante del estadio Hiram Bithorn, en la capital boricua, los vueltabajeros compartirán el cartel de apertura con los Tomateros de Culiacán, representantes mexicanos en el torneo luego de imponerse en la más reciente final de la Liga del Pacífico.

La franquicia de Sinaloa se encaramó al trono después de vencer con pizarra de 4-3 a los Charros de Jalisco, durante el quinto partido de la serie definitoria. Los Tomateros fabricaron un racimo de tres anotaciones al cerrar el primer tercio de juego, pero la que a la postre resultó decisiva llegó un inning más tarde, gracias al vuelacercas de Ismael Salas.

El lanzador zurdo Anthony Vázquez, nacido en Texas y con un contrato de Ligas Menores con los Orioles de Baltimore, se apuntó su segundo triunfo en el último tramo, y eso le alcanzó para ser elegido como el Jugador más valioso.

Además, el partido tuvo un significado especial para los Tomateros, pues fue el último que disputó el elenco en el estadio General Ángel Flores, su cuartel general desde noviembre de 1948. Se espera que el nuevo recinto estará disponible para iniciar allí la temporada 2015-2016.

En los próximos días el mánager Benjamín Gil, quien se estrenó en el grupo de timoneles ganadores de esta liga, deberá anunciar a los jugadores que completarán el equipo que se presentará en San Juan, con el propósito de defender la hegemonía mexicana marcada por los Yaquis de Obregón y los Naranjeros de Hermosillo en las dos últimas ediciones del certamen caribeño.

Los «Guindas» —como también se le conoce a este equipo— ya han tenido buenas experiencias en la Serie del Caribe durante sus siete participaciones previas. Bajo la dirección técnica de Francisco «Paquín» Estrada, conquistaron el título en las versiones de 1996 (en Santo Domingo) y 2002 (en Caracas). A su vez, protagonizaron otras tres finales caribeñas en los años 1985 (Mazatlán), en 1997 (Hermosillo) y 2004 (Santo Domingo), cuando cedieron en la primera y tercera ante los Tigres de Licey dominicanos, y en la otra fueron superados por las también quisqueyanas Águilas Cibaeñas.

Para la recién concluida temporada, los Tomateros inscribieron una nómina con 33 jugadores, incluidos siete de nacionalidad estadounidense. Entre otros, se destaca la presencia del experimentado lanzador Francisco «Pancho Ponche» Campos y la del segunda base Ramiro Peña. Es difícil que este último llegue a San Juan, pues acaba de firmar un contrato con los Padres de San Diego y está invitado a los entrenamientos de primavera para ganarse un puesto en el roster de ese equipo de las Grandes Ligas.

Durante la fase de play off, el jardinero norteño Dave Sappelt resultó el líder en cuadrangulares y carreras empujadas, con siete bambinazos y 17 remolques. Otro con poder demostrado fue Ismael Salas, quien firmó cinco cuadrangulares y diez empujadas, para así escoltar a su compañero de equipo.

Asimismo, el abridor Arnold León comandó el acápite de juegos ganados con tres y dominó en solitario el apartado de ponches con 23, tres más que su compañero de equipo Salvador Valdez. Por su parte, el también jardinero estadounidense Rico Noel estableció otro liderazgo tomatero, al estafar seis bases.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.