Una mirada al vecindario

En tres puntos de la geografía caribeña se pelea por el derecho a representar a sus respectivas naciones en la cita de San Juan

Autor:

Raiko Martín

Los 28 jugadores que vestirán la camiseta de los Vegueros, de Pinar del Río, en la venidera Serie del Caribe, continúan su alistamiento, y la afición beisbolera prosigue su encendida polémica en torno a la conformación del grupo. Pero mientras esto sucede, en otros tres puntos de la geografía caribeña se pelea por el derecho a representar a sus respectivas naciones en la cita de San Juan.

A la candidatura al trono de la selección vueltabajera se unieron el pasado domingo las aspiraciones de los Gigantes del Cibao, quienes se coronaron por primera vez en la historia de la liga invernal de República Dominicana.

Esta franquicia de expansión basada en la ciudad de San Francisco de Macorís y con apenas 19 años de existencia en la Liga Dominicana (Lidom), llegó hasta el trono luego de vencer en la serie final a las Estrellas Orientales con balance de cinco triunfos y tres fracasos.

En el último desafío, disputado en el estadio Javier Solís —su cuartel general—, los Gigantes se impusieron con pizarra de 12-5, gracias al despliegue ofensivo de 16 imparables.

Mientras, en la Isla del Encanto hoy puede quedar escrita la historia de la presente versión de la Liga Profesional Roberto Clemente, cuando se vuelvan a enfrentar los Cangrejeros de Santurce con los Indios de Mayagüez, campeones defensores del torneo.

El estadio Hiram Bithorn, el mismo que acogerá próximamente la Serie del Caribe, será el escenario del enfrentamiento que marcha con ventaja de tres éxitos en cinco partidos para los Cangrejeros, luego de que se impusieran en la jornada dominical, con pizarra de 9-1.

Con otro triunfo, los representantes de uno de los barrios más importantes de San Juan conseguirían su decimotercer título del béisbol invernal boricua, algo que no sucede desde hace tres lustros.

Los Cangrejeros fueron el primer equipo de Puerto Rico que alzó el trofeo de una Serie del Caribe en el año 1951, y también la última novena de ese país que ganó ese torneo, al imponerse en su versión del año 2000.

La Liga del Pacífico, en México, es otra que, al cierre de esta edición, buscaba a su representante para San Juan. El pasado domingo los Tomateros de Culiacán se impusieron a los Charros de Jalisco con marcador de 3-1, para así colocarse a solo un triunfo de asegurar el cetro.

De suceder eso, los Tomateros pondrían fin a una racha adversa de más de diez años sin festejar la coronación, pues la última vez que animaron el certamen caribeño fue después de salir airosos en la temporada 2003-2004.

Por otra parte, en Venezuela continúa el pulso entre los Caribes de Anzoategui y los Navegantes del Magallanes, estos últimos defensores de la corona. La serie final marchaba con ventaja de 2-0 para el conjunto «aborigen», luego de su triunfo el domingo, con pizarra de 8-5.

Los Caribes solo han ganado una vez en el béisbol profesional venezolano, y ese triunfo les permitió animar la Serie del Caribe de 2011, cuando terminaron cuartos. En contraste, los Navegantes muestran 12 coronas locales y dos en el torneo caribeño, en el que el pasado año avanzaron hasta la fase semifinal.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.