París bien vale un ippon

Como parte de la preparación para el Grand Prix de Dusseldorf, previsto del 20 al 22 próximos, el entrenador Ismael Borboña llegó este lunes a Francia con tres chicas de la preselección cubana de judo, con el propósito de realizar una base de entrenamiento

Autor:

José Luis López

El entrenador Ismael Borboña llegó este lunes a París, Francia, con tres chicas de la preselección nacional de judo, para realizar una base de entrenamiento como preparación para el Grand Prix de Dusseldorf, previsto del 20 al 22 próximos.

Las chicas que hicieron el viaje fueron la medallista de bronce mundial Onix Cortés (70), Dayaris Mestre (48), Aliuska Ojeda (57), Maylín del Toro (63) y Kaliema Antomarchi (78).

La lid alemana tributará puntos para el ranking mundial de la Federación Internacional de Judo (IJF, siglas en inglés), de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Entretanto, los «ecos» del tatami reflejaron que el cubano José Armenteros (100), subcampeón mundial en Chelíabinsk 2014, ganó el Torneo Abierto de Visé, Bélgica, donde derrotó por ippon a sus cinco rivales: David Pierre (FRA), Volker Kloess (ALE), Timo Lesterhuis (HOL) y Frederick Joergeunsen (DIN). Por el oro se impuso al tercero del orbe, Ramadán Darwish, de Egipto.

Los otros dos alumnos del profesor Justo Noda, cayeron en sus primeros combates. Ellos fueron Magdiel Estrada (73) e Iván Silva (81). Los varones también regresaron a Francia, donde seguirán entrenando para exhibir sus halones de solapa en el Grand Prix de Dusseldorf.

Estos eventos forman parte de la preparación de los judocas cubanos para los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá (del 10 al 26 de julio), y el Campeonato Mundial de Astaná, Kazajstán, que se dirimirá del 24 al 30 de agosto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.