La cancha parece una vega

Al igual que los peloteros recién coronados en la Serie del Caribe, el quinteto femenino de baloncesto de Pinar del Río merece toneladas de elogios: igual que en la temporada pasada, están invictas en la actual Liga Superior de Baloncesto

Autor:

Norland Rosendo

En Pinar del Río hay muchas razones deportivas para festejar por estos días. Obviamente, la euforia mayor es por el triunfo de los Vegueros en la Serie del Caribe. Pero la hazaña del quinteto femenino de baloncesto merece también toneladas de elogios. Igual que en la temporada pasada, están invictas en la actual Liga Superior de Baloncesto (LSB).

Sin dudas, es el conjunto más completo de los ocho que participan en el certamen. Contar en su nómina con cinco atletas de la preselección nacional es un lujo del que solo pueden vanagloriarse ellas.

Pero esa no es la única razón que sostiene un paso tan arrollador. Sobre ese y otros temas, conversamos con el director técnico del elenco de Vueltabajo, Armando Pérez Cordero.

—¿Cuáles son los principales atributos de las muchachas que usted dirige?

—Para nadie es un secreto que contamos con cinco jugadoras de la preselección del equipo Cuba (Arlenis Romero, Anisleidy Galindo, Taimí Fernández, Arlety Povea y Anay García), varias de ellas, regulares en el quinteto nacional. Pero la fórmula de nuestro éxito es el team work. Nuestras atletas vienen jugando juntas desde las categorías escolares y eso es una gran ventaja, una fortaleza.

—Pero no solo dependen de las estrellas.

—Tenemos una combinación de jugadoras experimentadas y jóvenes talentosas. Eso nos ha permitido el resultado actual y garantizar el futuro, para que no se produzca un bache en el rendimiento del plantel.

«A diferencia de lo que muchos puedan pensar, nuestra bujía es una atleta veterana, de 42 años, Ayame Ochandarena. Además, incorporamos a dos muchachitas que recientemente salieron de la categoría sub 15, y tenemos a Anay García, de solo 20 años, a mi juicio una de los mejores prospectos del baloncesto femenino cubano en estos momentos».

—Y en el orden táctico, ¿en qué basan su juego en la cancha?

—Nuestra principal virtud es la velocidad, tenemos atletas ágiles en el perímetro y también las pívots son rápidas. Sin embargo, para mí la defensa es vital. Yo les digo a las muchachas que la mejor ofensiva es una hermética defensa.

—El año pasado concluyeron invictas la etapa clasificatoria. Ahora van por el mismo camino. ¿Eso no las presiona?

—Hasta ahora no. En la LSB (F) anterior barrimos en los 28 partidos. Ahora salimos a ganar cada juego. Si al final vencemos en todos los duelos, pues mucho mejor.

—¿Cuáles son los principales rivales en su camino a retener la corona?

—Nosotros partimos de no subestimar a ningún adversario, pero Sancti Spíritus tiene un elenco muy bueno, se reforzó bien y cuenta con Yamara Amargo, una jugadora excepcional.

«También están las Capitalinas, un equipo con experiencia en cancha, y Guantánamo, que es el actual campeón nacional juvenil y muchas de esas muchachitas están participando en la Liga. Además, cuentan con Clenia Noblet, una de las centro más reconocidas de la selección nacional».

—¿Cómo valora la calidad del torneo?

—Desde mi punto de vista es buena, están jugando todas las atletas del equipo nacional.

—Pero hay mucha disparidad, por ejemplo, entre ustedes y Artemisa…

—Sí, es real también. Artemisa no ganó ningún juego el año pasado y hasta ahora tampoco han podido imponerse nunca en esta temporada.

—Otros directores me han dicho que sería bueno pensar en reducir la cantidad de participantes. ¿Qué opina usted?

—Pudiera ser esa una buena idea, una Liga con seis equipos, o incluir a un conjunto con jugadoras de los elencos que no clasificaron. Lo importante es un tipo de competencia que concentre aún más la calidad.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.