No hay rivales pequeños

Los octavos de final no serán nada fáciles para los grandes clubes de Europa, que aspiran a avanzar en la búsqueda del título

Autor:

Osniel Velazco Hernández

Tras los dos empates de este martes, la Champions League en sus octavos de final nos demuestra que proclamar favoritos de antemano puede ser bastante arriesgado.

Nadie, o casi nadie, se atrevería a vaticinar que la maquinaria del Bayern Munich visitaría al Shakthar Donetsk ucraniano y se iría sin goles a casa. Por otra parte, muchos pensamos que el Chelsea inglés, dueño absoluto en su liga, no pasaría apuros para sacar una victoria, o al menos dominar, en su vista al PSG francés.

Pero fue todo lo contrario, el empate debió saber a gloria para los londinenses porque el PSG los superó en toda la línea y su guardameta Thibaut Courtois fue exigido sobremanera.

Como lo octavos de final se juegan por el sistema de ida y vuelta, los grandes aún mantienen grandes posibilidades de pasar a la siguiente ronda.

La fiesta de la Champions sigue, y en esta instancia hay muchos otros duelos interesantes que merecen ser analizados. Comencemos por los partidos de este miércoles 18, cuando el campeón exponente, el Real Madrid, choca con el Schalke 04 alemán. Una eliminatoria que ya se dio el pasado año y los de Madrid arroyaron en los dos partidos; pero este año la situación es diferente pues el equipo de Gelsenkirchen tiene en el banquillo a Roberto Di Matteo, un hombre que le gusta sobrepoblar su defensa para ahogar el juego del rival.

Con el italiano, el Schalke se hará un rival duro y rocoso, y los españoles lo saben. Ya lo dijo Iker Casillas, que no esperaba repetir el «abuso» del pasado año. Aún así, los blancos son favoritos para avanzar.

También tendremos el partido entre el Basilea suizo y el bicampeón Porto, cotejo que pudiera ser el menos atractivo esta fase, donde los portugueses salen con más papeletas para avanzar y no solo por la historia, sino porque dominaron su grupo de forma invicta y cuentan con destacadas individualidades.

Para el próximo martes 24, están pactados otros dos choques que captarán la atención y sobre los que dar un pronóstico sería muy arriesgado.

El Manchester City recibe a un Barcelona que vive un gran momento y con mantener «enchufados» a Messi y Neymar podría avanzar satisfactoriamente en una eliminatoria muy difícil.

Por otra parte, la Juventus de Turín se juega su sueño europeo ante el Borussia Dortmund. Los bianconeros transitan de líderes en su liga, mientras los alemanes luchan por recuperar una versión al menos parecida al juego que los llevó al subcampeonato continental dos años atrás.

Hasta ahora, la Juve parece favorita, pero el Dortmund ha sido uno en su liga y otro muy distinto en la Champions, donde dominaron invictos un grupo que no lucía nada fácil; por tanto hay que esperar cual de las dos caras muestran los de Jurgüen Kloop, aunque está claro que tiene que ser la mejor si quieren hacerle frente a los italianos.

Los choques de estos octavos los completan el Atlético de Madrid-Bayern Leverkusen y el Arsenal-Mónaco que se jugarán el miércoles 25 de febrero.

En la primera porfía los actuales subcampeones tienen un ligero favoritismo frente a los alemanes, incluso Bernd Schuster lo ve así; lo cierto es que una eliminatoria a dos partidos frente a los del «Cholo» Simeone es sumamente difícil.

Por último tendremos al Arsenal londinense y al Mónaco francés. En este duelo el papel y la historia nos muestra un claro favoritismo para los dirigidos por Arsene Wenger.

De los resultados de esta primera fecha hay que sacar una enseñanza y es que a estas alturas hay favoritos pero no rivales pequeños.

Pie de foto: El duelo en el Barcelona y el Manchester City será uno de los más electrizantes de esta fase. Foto: frontgroup.ch

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.