Tesoro «escondido» en Honduras

La selección cubana sub-17 años debutará este viernes frente a la favorita escuadra de Estados Unidos, en el torneo premundial de la Concacaf, con sede en el estadio hondureño Francisco Morazán

Autores:

José Luis López
Osniel Velazco Hernández

El fútbol es imparable y Cuba no constituye la excepción. La selección sub-17 años de la Isla tendrá mañana un peliagudo debut frente a la favorita escuadra de Estados Unidos, en el torneo premundial de la Concacaf, con sede en el estadio Francisco Morazán, en San Pedro Sula, Honduras.

Cubanos y estadounidenses quedaron enrolados en el grupo A eliminatorio, junto a Honduras, Jamaica, Guatemala y Trinidad y Tobago. Mientras, en el B aparecen Panamá, México, Santa Lucía, Costa Rica, Haití y Canadá. Estos 12 equipos pelearán por el «tesoro escondido»: cuatro cupos para la Copa del Mundo de la categoría, que se celebrará este año en Chile.

Según el diseño de la competencia, los ganadores de cada grupo asegurarán un boleto directo para la justa del orbe. Y creo que esos dos deben ser, sin grandes complicaciones, para estadounidenses y mexicanos. Además, los líderes de cada llave avanzarán a la discusión de la medalla de oro.

Entretanto, los segundos y terceros lugares de cada grupo serán puestos en una tabla común, en la que el mejor de los cuatro durante la primera ronda jugará contra el cuarto y el segundo se medirá al tercero. Entonces, los ganadores de estos duelos acuñarán, no solo la posibilidad de discutir el tercer puesto, sino también su ticket para la cita universal.

La tropa cubana dirigida por el técnico guantanamero Fidel «Jiquí» Salazar, acaba de efectuar dos partidos amistosos de fogueo frente a Panamá, en el estadio Rommel Fernández. El saldo fue de una derrota por goleada de 0-4 y un triunfo de 1-0, con diana del defensa central y capitán del grupo, el habanero Carlos Borromeo, a quien le sobra talento, estatura y corazón para crecer en este deporte.

Cuba ha asistido a dos Copas del Mundo de Fútbol sub-17 años: Escocia 1989 e Italia 1991, bajo la égida del entrenador Manuel «el Zurdo» Rodríguez.

Leverkusen y Mónaco sorprenden

En los octavos de final de la Liga de Campeones, los favoritos Arsenal y Atlético de Madrid tropezaron en sus compromisos contra el Mónaco y Bayer Leverkusen, respectivamente.

En el papel, los «cañoneros» del Arsenal debían arrollar a los del principado francés, pero los goles de Geoffrey Kondogbia (minuto 38) y del «viejo pistolero» Dimitar Berbatov (53) comenzaron a cambiar la historia.

Los londinenses descontaron gracias a la diana de Alex Oxleade-Chamberlain en el último minuto del reglamentario. Sin embargo, el sueño duró solo unos segundos, pues Yannick Ferreira sentenció prácticamente la eliminatoria con el 3-1 final.

En el otro duelo, los rojiblancos de la capital española pasaron un mal rato en campo del Leverkusen. Tras un primer tiempo bastante parejo, el equipo de la «aspirina» rompió el abrazo por intermedio de Hakan Calhanoglu (57), autor del único gol del partido.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.