A palo camino al trono

Los Alazanes, que superaron este lunes a los Cazadores artemiseños, se mantienen escoltando a los líderes matanceros y es poco probable que queden fuera del próximo corte

Autor:

Raiko Martín

Mirado solamente el marcador final, pocos pudieran imaginar que el duelo entre Granma y Artemisa, jugado a la luz del sol este lunes, no tenía un ganador definido cuando ambas novenas habían sacado sus primeros 27 outs. Un inning después, los dirigidos por Carlos Martí se acordaron de sacar músculo, y terminaron por masacrar a la tropa local, que ve cómo se evaporan por días sus ya precarias opciones de avanzar a la postemporada.

Como se ha hecho costumbre, la artillería visitante abrió fuego temprano, y aprovechó un error de Cosme para hilar par de anotaciones. Acto seguido llegó la respuesta de los Cazadores, y en lo adelante el duelo se convirtió en un «intercambio de golpes» hasta que Alfredo Despaigne llevó por primera vez la pelota más allá de los límites del estadio 26 de Julio.

Fue el propio slugger quien prendió, con su segundo estacazo de la tarde abriendo el décimo episodio, la mecha del asalto final. En el racimo de ocho anotaciones también aportaron los dobletes de Cedeño y Samón, así como el cuarto sencillo de Guillermo Avilés en sus seis turnos oficiales de la tarde.

Los números del jardinero derecho de los granmenses han progresado de manera notable de una etapa a otra, pues en la primera promedió para .252 en 43 desafíos, y en los primeros 29 juegos de la presente lo hace para .347. También su OBP ha crecido de .377 a .409, y en la misma cantidad de desafíos en una etapa y otra, y con 14 partidos menos con respecto a la mitad inicial, el rango de carreras empujadas va de 28 a 23.

Sin dudas, Avilés ha sido uno de los pilares de la ofensiva de los Alazanes, que ahora mismo tiene a Despaigne como máxima referencia. Después de un paso no tan vistoso por la Serie del Caribe, Alfredo se encuentra en estado de gracia. Con sus dos cuadrangulares de hoy llegó a 15 batazos de vuelta completa, para quedarse a solo dos del líder, su compañero Urmani Guerra, quien ha jugado casi 20 juegos más. Entre estos tres hombres suman 45 de los 79 bambinazos del equipo.

Siguiendo con Despaigne, en lo que sí nadie lo supera hasta el momento es en average (.377) y slugging (.742). Además, ya lleva 28 extrabases, y es el segundo mayor impulsador del conjunto, con 52 remolques. ¡Y todo eso en 46 de los 74 juegos cumplidos del calendario entre los dos tramos!

Sin dudas, las posibilidades granmenses de pelear por el trono dependen de que Despaigne y compañía mantengan ese fabuloso paso ofensivo, toda vez que a estas alturas del campeonato ha comenzado a fallar el pitcheo.

Un vistazo rápido a algunos numeritos sobra como prueba. De los últimos cinco desafíos, los orientales han perdido cuatro, y a sus lanzadores los rivales le han anotado 50 carreras y conectado 72 imparables. Eso da una media de más de 14 hits y diez anotaciones por juego, un ritmo que no puede soportar ningún equipo si aspira a la victoria.

No obstante, los Alazanes se mantienen a la estela de los líderes matanceros, y es poco probable que queden fuera del próximo corte. Pero ya en los play off, si no se equilibran sus fuerzas, les será muy complicado acariciar el trono.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.