Buenos golpes a la puerta

Ronaldo Veitía, jefe del colectivo técnico de la selección nacional, se manifestó complacido con el certamen y la actuación de las judocas más jóvenes en el Campeonato Nacional

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Combatividad y arrojo fueron las premisas de este lunes en la segunda jornada del Campeonato Nacional de judo, rama femenina, que vio culminar las acciones individuales en el coliseo de la habanera Ciudad Deportiva.

Es cierto que algunas de las principales figuras del patio no estuvieron presentes, pero las nuevas muchachas que tocan a la puerta quieren dejar la casa sin entrada de tan duro golpear. Así, ante la ausencia de consagradas como Yanet Bermoy (52 kilogramos) y Aliuska Ojeda (57), las suplentes del equipo nacional aprovecharon la oportunidad para lucirse. Además, otras en ascenso no creyeron en la categoría de sus «mamás» en el tatami y lucharon como si tuvieran enfrente a una amiga del colegio.

Ese fue el caso de la artemiseña Vanesa Godínez (48), de solo 15 años, quien se plantó ante la experimentada espirituana Dayaris Mestre para sacarle los colores y hacerla sudar sobremanera. Mestre se colgó el oro por la mínima (yuko), pero en el epílogo del combate ya tenía tres shidos  (penalizaciones) y estaba al borde de la descalificación en un enfrentamiento en el que tuvo que acudir a sus mañas ante la agresividad de Godínez.

Las dos medallas de bronce en esa división correspondieron a Yisey Martínez (ART) y Melisa Hurtado (HAB), quienes ganaron por ippón y yuko a Yannari Pupo (TNU) y Delis Vera (IJV), respectivamente.

El título de los 52 fue para Grethel Romero (SSP), vencedora por wazari ante Arnaes Odelín (SCU). Las preseas bronceadas adornaron los cuellos de Yurisleidys Iglesias (PRI) y Yoalis Rivas (HOL), ambas airosas por ippón frente a Yunisleidy Argudín y Lianet Parra (LTU), por ese orden.

En los 57 kilos, la mayabequense Anailis Dorvigni subió a lo más alto del podio después de llegar a la Regla de oro ante la holguinera Delkis Hernández, quien recibió un shido por pasividad a 54 segundos del final.

Ronaldo Veitía, jefe del colectivo técnico de la selección nacional, se manifestó complacido con el certamen y la actuación de las judocas más jóvenes. «La rivalidad ya establecida en algunas divisiones le ha dado más nivel a este campeonato respecto a los anteriores, pese a las conocidas ausencias por lesiones», dijo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.