Domadores remataron a Rusia

Los Domadores cerraron sus cortinas frente a Rusia en esta V Serie Mundial de Boxeo, con saldo de nueve éxitos y un solo revés

Autor:

José Luis López

Un fin de semana tras otro sobre el ring… y una misma «película» con los Domadores de Cuba en el rol  principal. Ya me he acostumbrado a ello. Y creo que ustedes también. Por eso, no sorprende que, merced a su mejor arsenal técnico, superaran este viernes por 4-1 a Rusia, en el cartel correspondiente a la décima fecha de la V Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés).

En el Palacio de los Deportes Dynamo Basketball, de Moscú, el primer alegrón lo dio Yosbany Veitía (52 kilogramos), quien aún no conoce una «horma» capaz de quebrar sus zapatillas, pues certificó su triunfo 13 al hilo en WSB, si se suman los ocho logrados en la pasada temporada. Ahora fue Ovik Ogannisian quien sufrió los impactos de sus rápidos golpes rectos y swinnes por dentro. Fue un vendaval lo que cayó sobre el europeo, que ya había caído en la anterior edición ante el capitalino Leodán Núñez. El merecido 3-0 favorable de los jueces (doble 50-44 y 50-43) no dejó margen a dudas.

Luego, en el mejor combate del cartel, el bicampeón mundial Lázaro Álvarez (60) debió mostrar su real linaje en el quinto round para superar por 2-1 al fajador Artur Subkhankulov, quien no dio ni pidió tregua durante cinco asaltos de mucho intercambio. A graderío lleno, Artur no creyó en ser un debutante, y mucho menos, en tener delante al afamado pinareño, que pegó mucho, pero también recibió en demasía, si tomamos en cuenta su mejor aval técnico. El público aplaudió la entrega de ambos. El desenlace incluyó un doble 49-46, además del 47-48 concedido al local por el juez tunecino Mohamed Braham, casualmente el único que vio perder al espirituano Veitía en el Mundial de Almaty 2013, cuando superó en votación dividida (29-28, 29-28 y 28-29) al italiano Manuel Cappai. ¿Qué me dicen?

La tercera pelea devino segundo fracaso del campeón olímpico Roniel Iglesias (69), ahora por 0-3 (triple 47-48) ante el campeón ruso Radzhab Butaev, dueño de mucho músculo y poco arte, pero que no dejó de tirar y conectar con acierto para ganar los tres primeros rounds y mantenerse invicto en cinco presentaciones. El pinareño se llamó a capítulo en los dos restantes, los ganó imponiendo su ritmo y golpes en serie. Pero no le bastó para alzarse con el triunfo.

Después, el doble titular del orbe Julio César La Cruz (81) le dio su «jarabe» a Gamzat Gazaliev, quien se lo bebió a gusto. Bajó la guardia para provocar sus fallas, lo neutralizó al contragolpe, le pegó a diestra y siniestra, además de evadir las embestidas de Gazaliev, quien creo que se equivocó de deporte: ¡debió practicar lucha greco!, por la cantidad de empujones y volteos que le recetó al as de la riposta. Otro 3-0 (doble 50-45 y 49-46).

Y para finalizar, Leinier Peró (+91) dejó sin crédito al obeso Maxim Babanin, quien había vencido el año pasado a Yoandris Toirac. Jab de derecha fuerte, combinado con swinnes y ganchos de izquierda, apuntalaron al camagüeyano, quien mantuvo la mano delante y fue celoso en la defensa: 3-0 (doble 50-45 y 48-47) fue su cosecha favorable.

Los Domadores cerraron sus cortinas frente a Rusia en esta V WSB, con saldo de nueve éxitos y un solo revés. Y siguen invictos en diez semanas, con 30 puntos, merced a 44 combates ganados y solo seis perdidos. El próximo viernes, como visitantes, enfrentarán a los Dragones de China.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.