El Tren volvió a pitar

Capitalinos volvió a derrotar este sábado a los Búfalos con marcador de 82 cartones por 67

Autor:

Norland Rosendo

Con dos juegos de ventaja y el coche de las derrotas aún vacío en toda la temporada, llegará a la estación avileña el Tren de Capitalinos, que este sábado volvió a derrotar a los Búfalos en la final de la XXI Liga Superior de Baloncesto (LSB), esta vez con marcador de 82 cartones por 67.

Las gradas de La Mariposa, en la Universidad del Deporte, de la Habana, no se llenaron como merecía el quinteto local (sobre todo, tras quedarse Industriales fuera de la postemporada de la pelota), pero los asistentes, en su mayoría «pasajeros» del Tren, disfrutaron de otra actuación soberbia de Allens «la Máquina» Jemmontt, del virtuosismo de Jasiel Rivero y de la entrega de Orestes Torres, quien salió a la cancha con una herida en la nariz.

El Tren se está moviendo con convicción sobre el tabloncillo, cada uno de los jugadores sabe lo que tiene que hacer y lo hace (bastante) bien, y si no, al banco. La defensa ha sido hermética, a tal punto que el pívot de los avileños, Yoan Luis Haití, solo encestó una canasta el viernes y otra ayer, y eso que lo intentó desde todas las distancias posibles.

Qué bien Jemmontt. A la hora cero, cuando los Búfalos, que jamás se dan por vencidos, intentan pegarse en la pizarra, él hace la canasta oportuna. Los play off, no hay dudas, son para los grandes. Y Jemmontt lo es.

Los avileños tratan de neutralizarlo, pero no han encontrado la fórmula; él se les escapa, maneja con técnica y elegancia el balón, acelera o baja la velocidad del juego, según sean las circunstancias. Jemmontt es alma, corazón y canastas.

Del otro lado, hay un William Granda que bien pudiera llamarse William Grande. Es inmenso también. Tiene una hernia discal y se ha echado el equipo a cuestas. Ayer fueron 25 cartones. Pero él solo no puede.

Jesús Martos, el director técnico de los Búfalos, lo ha intentado todo. Ha puesto a jugar al equipo completo, algo que no es usual en el baloncesto moderno. Sin embargo, no han podido ser efectivos en los tiros desde la media y la larga distancias.

El martes esta novela va a vivir escenas intensas. Los Búfalos parecen leones en la sala Giraldo Córdova Cardín de su provincia. Y su público, que sí abarrota el graderío, funciona como un sexto jugador. En play off llevan allí nueve victorias seguidas.

Mi pronóstico: si el Tren gana el tercer juego, apuesto a que será campeón allí mismo. Pero si el vencedor de ese duelo es el elenco local, la definición será en La Habana.

Y una alerta a los árbitros. Que el juego sea caliente, fuerte, pero con disciplina.

En la final femenina, las pinareñas igualaron el compromiso con las Capitalinas al derrotarlas por 88-69. El martes se verán de nuevo las caras en el tabloncillo de La Mariposa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.