Cerebros en las maletas

Cuba tendrá que ir con cerebros de repuesto a la Copa del Mundo por equipos de ajedrez si pretende repetir su mejor actuación histórica en esas justas

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Hablando claro y sin titubeos, Cuba tendrá que ir con cerebros de repuesto a la Copa del Mundo por equipos de ajedrez si pretende repetir su mejor actuación histórica en esas justas (séptimo puesto en Ereván 2001) o ratificar la musculatura que mostró en la pasada Olimpiada Mundial (también en el sitial siete, lo que garantizó su presencia en la lid planetaria como mejor seleccionado de América).

El equipo antillano que soltará los sesos desde el próximo sábado y hasta el 29 de abril en Tsakhkadzor, Armenia, fue abanderado este lunes por el presidente del Inder, Antonio Becali, en ceremonia efectuada en la Ciudad Deportiva.

Así, la Mayor de las Antillas retorna tras diez años de ausencia al certamen grupal más exigente que acontece bajo el auspicio de la FIDE, pues se juega por el sistema de todos contra todos, lo que asegura que ninguna armada coja mangos bajitos con un chihuahua mientras algunos enfrentan a verdaderos perros de pelea.

La selección caribeña estará integrada por Leinier Domínguez (2729 unidades Elo), Lázaro Bruzón (2691), Yuniesky Quesada (2637), el tricampeón nacional Isam Ortiz (2625) y Yuri González (2557). De esta forma, el promedio de nuestros muchachos redondea los 2643,6 kilos (antepenúltimo entre una decena de conjuntos).

En Tsakhkadzor competirán los equipos de Rusia (2755), Ucrania (2712), Armenia (2681), China (2678), Hungría (2676), Israel (2666), India (2645), Estados Unidos (2641) y Egipto (2515,8). A todas luces destacan los herederos de la antigua Unión Soviética, con hombres de la talla de Alexander Grischuk (2794), Sergey Karjakin (2757), Evgeny Tomashevsky (2745), Dmitry Jakovenko (2744) y Nikita Vitiugov (2736).

Precisamente los muchachos del país más extenso del orbe han dominado estas lides con estadísticas abrumadoras: seis coronas en nueve ediciones celebradas (dos con la firma de URSS y cuatro bajo el estandarte ruso).

Cuba debutó en 1989 y acumula cinco comparecencias. En ese lapso suma 71 puntos de 172 posibles y apenas tiene 22 triunfos individuales, con 98 armisticios y 52 derrotas. Cuatro integrantes de la selección nacional han logrado una medalla. El granmense Neuris Delgado (quien ahora defiende a Paraguay) obtuvo el título como mejor segundo tablero de reserva, en Ereván 2001. Mientras, Juan Borges, Walter Arencibia, Román Hernández y Jesús Nogueiras negociaron una presea de bronce per cápita.

En sus dos participaciones previas (2001 y 2005) Domínguez suma ocho tantos en 16 cotejos (dos victorias, 12 empates y un par de tropiezos). En tanto, Bruzón guardó 1,5 en siete partidas durante la batalla de 2005 en Beer Sheva (donde no le aportó mucho al octavo puesto del equipo) y Quesada solo alcanzó un abrazo y cedió dos veces en esa misma urbe. Ortiz y González marcarán tarjeta por vez primera.

No obstante, para ser justos, hay que decir que este equipo Cuba se ve bastante ajustado, así que cualquier cosa puede pasar. Usted, solo por si acaso, mantenga el marcapasos a mano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.