¿El primer y último hechizo?

La armada de Israel dominó a los trebejistas cubanos en la Copa Mundial de ajedrez por equipos celebrado en Tsaghkadzor, Armenia

Autor:

Abdul Nasser Thabet

El cuento de hadas que hasta el momento estaban viviendo los cubanos en la Copa Mundial de ajedrez por equipos, tuvo una primera bruja —más que mala, malísima— en la armada de Israel, victimaria de un plantel que antes de la sacudida alardeaba desde la cima del evento celebrado en Tsaghkadzor, Armenia.

Nuestros muchachos salieron envalentonados este jueves, mostrando en sus maletas las cabezas de rusos, armenios y egipcios, a quienes derrotaron entre lunes y miércoles para adjudicarse la punta del escalafón. Pero los israelíes (2676 de Elo promedio) no son gente fácil —hablando en términos ajedrecísticos— y acudieron a su solidez para anotarse un marcador favorable de 2,5-1,5.

El resultado, hay que decirlo así, tuvo mucho que ver con la mala forma que ha mostrado Isam Ortiz (2612) en lo que va de torneo. El campeón nacional resbaló por segunda ocasión, esta vez conduciendo piezas negras frente a Maxim Rodshtein (2667) en 37 lances de una defensa Ninzoindia. Ahora cede 11,5 rayas de su coeficiente. Ojalá se dé una buena sacudida y recobre su forma óptima, porque talento le sobra.

En la mesa uno, Leinier Domínguez (2729) vistió el blanco ante el incombustible Boris Gelfand (2747), y a pesar de batallar como un coloso no pudo impedir la igualdad con el sesudo más veterano de la élite universal (46 años). Nuevamente protagonizó una partida larga (67 lances de una defensa Siciliana), a sabiendas de que podía maquillar el moretón, pero Gelfand es un viejo zorro —no en balde ha disputado la corona universal— y no aflojó a pesar de la ligera ventaja que poseía el antillano.

Antes, Lázaro Bruzón (2691) y Emil Sutovsky (2628), así como Yuniesky Quesada (2629) e Ilia Smirin (2652), firmaron el armisticio después de 32 y 38 «caricias», respectivamente.

En la jornada, Ucrania derrotó a la India, China aplastó a Egipto, Armenia zarandeó a Estados Unidos y Rusia venció a Hungría.

La lista muestra a ucranianos y chinos en la cúspide con ocho «quilos», mientras israelíes y cubanos les siguen las huellas con siete. Los indios son dueños de cinco rayas y descansan en el ojo del huracán, mientras que rusos, armenios y húngaros guardan cuatro moneditas. Los norteamericanos acumulan dos tantos y los egipcios siguen buceando en el fondo del pozo con solo una unidad.

Para hoy está fijado el descanso general y mañana Cuba tendrá que apretarse el cinturón ante los actuales líderes. Es muy posible que Leinier choque con Ruslan Ponomariov (2713) y Bruzón lo haga con el conocido Vassily Ivanchuck (2731). Todo debe decidirse en las mesas tres y cuatro. O no. ¿Quién sabe?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.