Andy está listo para todo

El boxeador Andy Cruz es uno de los Domadores que aseguró boleto para los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, en julio venidero

Autor:

José Luis López

Unión de Reyes fue el municipio matancero donde nació, creció y dio sus primeros pasos en el deporte el talentoso boxeador Andy Cruz (56 kilogramos), uno de los Domadores que aseguró boleto para los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá, en julio venidero.

Tras ser llamado a filas por la lesión del titular olímpico Robeisy Ramírez, el joven Andy culminó  invicto (5-0) su participación en la V Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés). Luego de finalizar una sesión de entrenamiento en la Escuela Nacional Holvein Quesada, del Wajay, Andy accedió a conversar con los lectores de Juventud Rebelde.

—¿Siempre boxeador?

—En mi Unión de Reyes me gustaba el kárate, pero veía mucho el boxeo por la televisión. Entonces, me decidí a practicarlo cuando tuve la oportunidad de ver el estilo tan técnico del campeón olímpico Mario Kindelán, que tiraba golpes a las dos manos.

—¿Será por eso que te viras a la izquierda y a la derecha?

—Podría ser, pero lo hago como una estrategia para que el rival no sepa con lo que vengo y así poder pegarle mejor.

—¿Qué sentiste cuando el jefe de entrenadores Rolando Acebal te dio la misión de sustituir a Robeisy?

—Yo estaba muy bien entrenado. Pero no obstante, me puse algo tenso cuando debuté en el match frente a Guerreros de México. En la WSB boxean los mejores del mundo y yo salí a divertirme sobre el ring, pero haciendo bien el trabajo planificado. La respuesta que me di yo mismo fue: si me fajé bien contra Robeisy en la final del torneo Playa Girón, contra cualquier otro rival también lo puedo hacer.

—Y la cosecha fue terminar invicto en cinco presentaciones y con boleto panamericano…

—Ese es el resultado de tanto esmero en el entrenamiento diario. Se me dio la oportunidad de pelear en esta WSB y lo hice bien. Ahora tengo mucha más confianza porque me he fogueado más.

—Si Domadores supera al rival de turno en semifinales —aún se desconoce—, entonces un empate en la gran final se decidiría con otro combate en 56 kilogramos…

—Esta es una división muy fuerte en todas las franquicias que compiten en la WSB. Pero nosotros estamos preparados para enfrentar ese reto. Los dos vamos a ganar.

—¿Cuál es tu arma favorita sobre el cuadrilátero?

—Molestar con mi jab, trabajar en todas las distancias y buscar la pelea en el contragolpe. Yo observo a todos mis compañeros de equipo e incorporo lo positivo de cada uno. Mi ídolo es el bicampeón mundial Julio César La Cruz, de excelentes movimientos de torso y muy buenos reflejos para evadir el ataque del rival. Y de Yosbany Veitía intento copiar su velocidad de piernas y manos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.