La misma ropa, un nuevo estilo

Leinier Domínguez llegó a Rusia con un secreto, una bomba en la maleta y una dosis extra de neuronas en el cerebro: ha jugado tres partidas y ninguna por los cauces de su repertorio habitual

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Hay algo nuevo y raro en su conducta más reciente. De alguna forma es el mismo tipo de antaño: espejuelos sencillos, ropa elegante y modesta, hablar pausado como si analizara cada palabra para no cometer un error. Pero Leinier Domínguez (2734 puntos Elo) llegó a Rusia con un secreto, una bomba en la maleta y una dosis extra de neuronas en el cerebro…y otro pequeño detalle. Ha jugado tres partidas y ninguna por los cauces de su repertorio habitual. Llevó un nuevo librito y no ha dejado de sorprender a sus contrincantes. Este sábado entabló con piezas negras ante el anfitrión Sergey Karjakin (2753). Hoy sigue comandando sin susto un torneo que mete miedo.

Khanty-Mansiysk, sede de la última fase del Grand Prix de ajedrez, ha sido testigo de la excelente forma del mejor trebejista de Latinoamérica. Continúa mostrando un estilo alpinista, ya que después de concluir último en el Grand Prix de Bakú fue quinto en la parada de Tbilisi, no cayó en la Copa Mundial por Equipos de Armenia y le sumó 3,5 quilos a su coeficiente en  la Liga Rusa de Clubes. Su Elo en vivo actualmente frisa las 2743 unidades. «Cállate, que vas a echarle mal de ojo», me dicen por ahí.

La soberbia actuación de Leinier se debe, en parte, a que no ha esgrimido sus aperturas y defensas de siempre: Ruy López con blancas y Siciliana y Grunfeld con negras. Al contrario, en su debut con el bambino Fabiano Caruana (2803) apostó por aceptar la propia Ruy López, pero conduciendo piezas oscuras; y ante Dmitry Jakovenko (2738) soltó una novedad, pues echó a un lado su queridísimo e4 y abrió con d4, abrazando la defensa Semi Eslava. Resultados: empate y victoria.

En la ronda sabatina acontecieron 30 movidas de una apertura Reti (otra buena nueva) en la que Domínguez condujo piezas oscuras. Así ascendió a dos rayas, acompañando en la cima a Caruana y al local Peter Svidler (2734), victimarios de los rusos Evgeny Tomashevsky (2749) y Jakovenko, respectivamente. El italiano manejó figuras claras y asestó la punzada tras 41 pasos de un Gambito de Dama, mientras que con negras Svidler aprovechó los errores de su paisano en 57 lances de una apertura Española.

En paz se marchaban el georgiano Baduur Jobava (2699) y el israelí Boris Gelfand (2744), el ruso Alexander Grischuk (2780) y el francés Maxime Vachier-Lagrave (2754), así como el estadounidense Hikaru Nakamura (2799) y el holandés Anish Giri (2776).

Ahora, después de Caruana, Leinier y Svidler se ubican Grischuk, Karjakin, Vachier-Lagrave, Nakamura, Gelfand y Tomashevsky, merced a 1,5 puntos. Jobava, Giri y Jakovenko apenas guardan una raya.

En la jornada dominical, el cubano enfrentará la katana del samurái Nakamura, a quien ha tenido contra las cuerdas en los últimos duelos, mas no ha podido concretar la ventaja.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.